Bolsas de AL, las de mejor rendimiento

Los mercados de Perú y Brasil lograron niveles de 90 y 76% en sus ganancias en el año; la Bolsa Mexicana cerraría con un avance de 11% a pesar de los efectos de la crisis crediticia.
La volatilidad continuará hasta que se confirme el tamaño de
LIMA (CNN) -

Las bolsas de América Latina cerrarían el 2007 con el mejor desempeño del mundo, incluso superando a sus pares de Asia, impulsadas por los altos precios de las materias primas y un fuerte flujo de recursos, lo que amortiguó el impacto de una crisis global del sector crediticio.

Según el índice MSCI, medido en dólares, la Bolsa peruana ha avanzado en lo que va del año un avance de 90% y la de Brasil ha trepado 76% -tras romper sucesivos récords-, cifras que superan al rendimiento de un 65% de China y del 70% en India.

Esto, en un año en el que los mercados globales se vieron sacudidos por un salto en la morosidad en el mercado hipotecario de alto riesgo de Estados Unidos, lo que llevó a los bancos a amortizar más de 60,000 millones de dólares, golpeó a las bolsas y obligó a la Reserva Federal a bajar sus tasas de interés para mitigar el impacto en la economía.

"El precio de los commodities (materias primas) y la mayor liquidez han hecho que los inversionistas diversifiquen a instrumentos considerados un poco más riesgosos", dijo Carmen Bedoya, vicepresidenta de estrategia de renta variable para Latinoamérica de Bear Stearns.

"En Latinoamérica, son básicamente exportadores de materias primas, como Perú y Chile", destacó.

Dentro de los mercados emergentes, el índice MSCI de acciones latinoamericanas ha subido en lo que va del año cerca de 46%, lo que supera al avance de un 37% del mismo referente en Asia y al 23 de los países emergentes de Europa.

El alza acumulada en las bolsas de los países desarrollados de Europa llega a un 9% y en América del Norte, a 7%, mientras que el índice mundial MSCI acumula una ganancia de 7%.

"La valorización del (índice brasileño) Bovespa fue muy buena (...). Tuvimos muchas IPO (ofertas públicas iniciales), con buena entrada de recursos externos (...) La Bolsa batió records de volumen y de cantidad de negocios", sostuvo Hamilton Moreira, analista senior de BB Investimentos en Río de Janeiro.

Por su parte, la Bolsa chilena ha ganado 22% y su par de Colombia un 15%, mientras que la mexicana ha avanzado 11% en lo que va del año, según el índice MSCI.

"Dado que México es el mercado emergente con mayor exposición a la economía estadounidense, ha sido castigado por los inversionistas", dijo Arturo Espinosa, director de análisis del Grupo Financiero Santander, en México.

Sin embargo, Espinosa destacó que, "a pesar de que la crisis financiera internacional ha sido muy severa, México está cerrando con un rendimiento positivo".

Solidez económica

Los precios de las materias primas como los metales y el petróleo han crecido con fuerza en el año y han marcado máximos históricos, sostenidos principalmente por una sólida demanda asiática, lo que benefició a las empresas latinoamericanas.

El cobre, usado en la construcción de viviendas, acumula en el año un avance cercano al 13%, mientras que el oro ha trepado 30%. Por su parte, el petróleo ha escalado 57% en el 2007, tras superar varios récord y rozar la marca de los 100 dólares.

Estas alzas beneficiaron a grandes referentes de las bolsas latinoamericanas, como la petrolera Petrobras y las mineras Vale, Grupo México y Volcan, que apoyaron a sus mercados.

La fuerte liquidez que reinó a nivel global hasta la crisis hipotecaria, además, favoreció a las Bolsas latinoamericanas, a través de un mayor crédito que incentivó a los consumidores, dijo Bedoya.

Sin embargo, Latinoamérica también sufrió por la crisis, que generó un "apuro por el efectivo" para los inversionistas y los instó a deshacerse de bonos, acciones y divisas de mercados emergentes, a cambio de títulos del gobierno estadounidense, que son más seguros.

El salto en el incumplimiento de los deudores hipotecarios de alto riesgo avivó temores sobre una brusca desaceleración de la economía estadounidense e incluso sobre una posible recesión, lo que obligó a la Fed a reducir antes de lo esperado y en tres ocasiones sus tasas de interés.

Tras marcar sucesivos máximos históricos hasta mediados de año, las Bolsas regionales ingresaron en un período de volatilidad y toma de ganancias.

El mayor impacto en la región ha sido en el mercado que también más ha ganado, Perú, cuya bolsa ha retrocedido alrededor de 26% en términos nominales desde los máximos históricos que alcanzó a mitad de año. Sin embargo, en el resto de los países, como Brasil o Chile, el golpe fue más moderado.

"La crisis hipotecaria ha reflejado la incertidumbre más en mercados europeos y asiáticos, pues en la mayoría de esos mercados diversos bancos de inversión e instituciones financieras tienen entre sus tenencias papeles hipotecarios de Estados Unidos, que América Latina no tiene mucho", dijo Edgar Saravia, de la correduría Latinoamericana, en Lima.

Un fuerte crecimiento económico en la mayoría de los países de la región y cuentas fiscales ordenadas han contribuido a mantener el interés de los inversores y limitar el impacto de la crisis global del sector crediticio.

Además, el recorte de las tasas de interés en Estados Unidos generó un mayor atractivo de los inversores en los mercados emergentes, que ofrecen mayores rendimientos.

Ahora ve
No te pierdas