Economía de GB en riesgo por hipotecas

El precio de las casas en el país europeo sigue en descaceleración, bajando 0.5% este mes; el ajuste en los créditos de propiedades podrían afectar a los consumidores británicos.
LONDRES (CNN) -

Los precios de las casas de Gran Bretaña bajaron en diciembre por segundo mes consecutivo, incluso después de que el Banco de Inglaterra recortara las tasas de interés, en una señal de que cobra impulso la desaceleración del mercado de las propiedades.

Este enfriamiento podría provocar problemas para la economía en el 2008.

La sociedad constructora Nationwide reportó el viernes que los precios de las casas bajaron un 0.5% este mes, llevando la tasa anual de incremento a sólo 4.8%, la menor desde mayo del 2006.

"No se puede negar que hay un peligro muy real y creciente, de que el mercado de las casas pueda registrar una fuerte corrección el año próximo", dijo Howard Archer, economista de Global Insight.

El sondeo fue el último de una serie de reportes que sugirieron que la economía británica se frenará fuertemente el año próximo, después de registrar un crecimiento de alrededor de 3% en el 2007.

Esto incrementa la presión sobre el primer ministro Gordon Brown, quien ya enfrenta un empeoramiento de las perspectivas en las encuestas de opinión.

La confianza del consumidor se ha hundido a un mínimo en 12 años, de acuerdo con una lectura de GfK/NOP, después de un racionamiento global del crédito que causó la crisis del banco Northern Rock, la primera fuga de depósitos que sufre una entidad financiera británica en más de 100 años.

En años recientes, cientos de miles de británicos habían registrado un fuerte aumento patrimonial debido a las subidas de los precios de sus casas.

Pero si estos valores siguieran bajando, eso podría representar un duro golpe para la confianza, con el potencial de afectar al conjunto de la economía.

De acuerdo con Nationwide, los precios de las casas en las ciudades del norte de Inglaterra ya están un 3% por debajo de los niveles del año pasado.

El ajuste de las condiciones de los préstamos para más de un millón de personas que refinanciarán sus créditos en los próximos meses también podría perjudicar a los consumidores, que cargan con pesadas hipotecas.

Las finanzas de las familias podrían ajustarse aún más en el 2008, debido a los crecientes costos de los alimentos y la energía, en momentos en que los salarios no alcanzan el ritmo de la inflación.

Ahora ve
No te pierdas