Salarios en AL bajan por “recomendación”

La flexibilización laboral llevó a la desregulación del mercado y la reducción de protección so las recomendaciones de organismos financieros para reducir costos provocaron un menor salario.
Las recomendaciones para reducir costos provocaron un salari
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La flexibilización laboral aplicada en América Latina en los últimos años ha implicado la desregulación del mercado y la reducción de la protección social, señaló la investigadora María de Jesús López Amador.

La experta del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM (IIE) dijo que las recomendaciones de organismos financieros internacionales para reducir costos y ser competitivos provocaron una disminución del salario.

Las relaciones en el mercado de la globalización podrían caracterizarse por facilitar y flexibilizar las condiciones de contratación y despido.

Asimismo flexibilizar el perfil y descripción de los puntos de trabajo; de la jornada laboral, a fin de que sean viables las horas extraordinarias y los trabajos en días laborales; mezclar la forma de pago con estímulos de productividad e intercambiarla por trabajo a destajo.

En su estudio "La Flexibilidad Laboral: Conjugándola en Femenino", mencionó que el panorama actual se configura con cambios estructurales orientados a impactar todo el sistema laboral y a imponer un nuevo modelo de relaciones labores.

Expuso que la globalización es un proceso innovador que está permitiendo descubrir las dos caras de la moneda "la explotación y subordinación, e igualdad y oportunidades".

En este contexto indicó que las mujeres están mal representadas y contabilizadas en los nuevos formatos del empleo, muchos de ellos por no ser reconocidos aún siguen siendo espacios que ocultan la participación, inequidades, nuevas formas de explotación y desigualdad que las afectan.

La catedrática universitaria dijo que en los últimos años cuando las mujeres ingresan al sistema laboral se enfrentan a una estructura masculina que dificulta compatibilizar el trabajo remunerado con la vida personal y comunitaria.

Mientras, dijo, los hombres están sumergidos en un sistema de regulaciones laborales rígido que les impiden vivir una vida integrada.

Ahora ve
No te pierdas