El desplome chino arrastra a emergentes

Los inversionistas toman distancia de las economías emergentes tras del desplome bursátil de ay los especialistas vaticinan mayores salidas de recursos de las naciones en desarrollo.
La bolsa china causó un efecto dominó en el mundo (Reuters)
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

Los mercados emergentes pasaron de ser el "cisne" del cuento para los inversionistas y se convirtieron en el "patito feo", luego de que los temores sobre un cambio de rumbo en las políticas financieras de China se combinaran con las advertencias de una desaceleración de la economía estadounidense para fines de año.

“Creo que América Latina va a sufrir por China (…). Cualquier bache en China, que pueda ser interpretado como una desaceleración (de su economía) va a afectar a América Latina”, dijo Enrique Álvarez, analista de Idea Global en Nueva York.

El principal índice de la bolsa china se desplomó el martes 8.84%, pero no descendió sola. El principal índice del mercado accionario mexicano se desplomó 5.80%, su caída diaria más profunda en casi siete años; el argentino bajó 7.49%; el brasileño registró una reducción de 6.63% y el Dow Jones cerró con 3.29% menos.

“Es preocupante lo que hoy vimos en ese martes negro a nivel mundial, que fue por la combinación de tres cosas: las declaraciones de Greenspan, la situación del mercado en China y por toma de utilidades”, dijo el director de la firma de asesoría Vanguardia Investment en Ciudad de México, Roberto Galván.

 El desplome de las acciones chinas, que fue el mayor en la última década, se debió a los temores de que las autoridades introduzcan medidas enérgicas contra la especulación financiera, lo que había impulsado recientemente a las acciones a precios récord.

El miedo se combinó con las declaraciones del ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés), Alan Greenspan, sobre una posible desaceleración de la economía en el vecino país del norte, para fines de 2007, y con cifras más débiles de lo previsto en los pedidos de bienes duraderos en enero en Estados Unidos (EU).

La baja generalizada inquietó a los inversionistas, quienes se preguntan si el desplome de las acciones en China será el catalizador para una corrección más profunda en los mercados emergentes, los cuales han registrado bajas en cada una de las tres últimas primaveras.

“Yo no compraría en mercados emergentes”, señaló a Bloomberg el inversionista con sede en Hong Kong, Marc Farber, quien administra cerca de 300 millones de dólares y quien predijo el desplome del mercado accionario estadounidense en 1987.

De acuerdo con Bloomberg, las acciones de los países emergentes habían subido a niveles récord, en parte por la confianza de que el crecimiento de China impulsaría la demanda por cobre, petróleo y acero. La nación asiática es el segundo país consumidor de petróleo a escala mundial, sólo por debajo de EU.

“China había sido la que había estado demandando productos y servicios hasta ahora, y si China se detiene sería catastrófico o se presenta una desaceleración a nivel global brutal”, afirmó un analista a Reuters.

La volatilidad en América Latina va a continuar y habrá que ver el impacto que tiene sobre los índices bursátiles de EU para evaluar cuántos inversionistas migrarán sus recursos hacia destinos más seguros, advirtió Àlvarez, de Idea Global en Nueva York.

Ahora ve
No te pierdas