Chávez lanza plan antiinflacionario

El plan de quitar tres ceros a la moneda venezolana podría ser contrapoducente, dicen economist la lucha del venezolano por frenar la inflación incluye también el recorte al IVA.
El presidente venezolano en lucha con su economía. (Archivo
CARACAS -

El plan del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para frenar la inflación rebanándole tres ceros a la moneda podría ser contraproducente porque la medida no ataca cuellos de botella que están elevando los precios, dicen economistas.

Chávez eliminará tres ceros del tipo de cambio del bolívar para febrero de 2008, dijo el mandatario anoche en un discurso televisado, ofreciendo por motivo el aumento de los precios al consumidor. Su Gobierno también recortará la tasa del impuesto al valor agregado y reprimirá a los “especuladores” de precios para detener el alza de 4% en el costo de los alimentos registrada el mes pasado.

Las medidas son equivocadas para aliviar los problemas económicos de Venezuela, según economistas de Goldman Sachs Group Inc. y Citigroup Inc, reportó un cable de la agencia Bloomberg News.

La economía se está disparando, impulsada por el dinero del petróleo y el gasto gubernamental, que trepó cerca de 50% el año pasado. El gasto contribuyó al aumento de la tasa de inflación, que fue de 18.4% el mes pasado, la más rápida en dos años, dando por resultado que la riqueza personal y los ahorros pierdan valor día a día.

“Tiene una curiosa interpretación del problema”, dijo en una entrevista Alberto Bernal, economista para Latinoamérica en Bear Stearns & Co. “A la larga, eliminar una cantidad de ceros del bolívar es irrelevante”, añadió.

Chávez, que en las elecciones de diciembre ganó un tercer período presidencial, obtuvo del Congreso el mes pasado el poder de aplicar medidas por decreto para apoderarse de sectores clave de la economía y poner al país en el camino al socialismo.

El presidente dijo que planea decretar dentro de “las próximas horas” una ley que permita al Gobierno expropiar cualquier empresa que venda productos alimenticios más caros que a los precios establecidos por el Gobierno.

Las regulaciones de precios y otros controles, incluso una batida contra las empresas que compran divisas fuera del canal oficial del Gobierno, han vuelto antieconómica buena parte de la producción de alimentos, lo que condujo a una caída de la oferta y el aumento de la inflación.

“Si quiere frenar eficazmente la inflación, lo primero que debe hacer es bajarle el tono a sus declaraciones contra las empresas”, dijo Bernal.

Ahora ve
No te pierdas