China busca tranquilizar a su mercado

Los reguladores chinos buscaron el miércoles tranquilizar a los mercados bursátiles; negaron planes para aplicar un impuesto de 20% a las ganancias en bolsa.
Los inversionistas veían como se desplomaba el mercado (AP)
SHANGHAI, (AP) -

Los reguladores chinos buscaron el miércoles tranquilizar a los mercados bursátiles por medio de un diario estatal que negó los rumores de que existan planes para aplicar un impuesto del 20% a las ganancias en inversiones en la bolsa.

Se cree que dichos rumores fueron un factor crucial para que los mercados se desplomaran un día antes.

El gobierno no tiene planes para recaudar un impuesto a la renta de capital obtenida a partir de acciones, afirmó el diario Shanghai Securities News en un artículo de primera plana, citando a portavoces no identificados del Ministerio de Finanzas y Administración Fiscal Estatal.

El periódico, manejado por la agencia noticiosa oficial Xinhua, es empleado con frecuencia para hacer anuncios oficiales.

El despacho fue publicado un día después de que las acciones chinas sufrieran su caída más fuerte en una década, una jornada en que los principales índices de las bolsas de Shanghai y Shenzhen se hundieron casi el 9%.

La caída arrastró consigo a las bolsas de todo el mundo. Wall Street tuvo su peor jornada desde los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001; el índice industrial Dow Jones perdió 416.02 puntos, el 3.3%, ubicándose en 12,216,24. Las principales bolsas europeas también cayeron aproximadamente el 3%.

El impacto se extendió hasta el miércoles. El índice S&P/ASX200, el principal de Australia, perdió 3.45% en los primeros 30 minutos de transacciones.

Se desconoce la causa exacta de la ola de ventas del martes en China. Algunos analistas culparon a la toma de ganancias tras los recientes avances; el mercado había alcanzado el lunes un nuevo récord en alza, en que el índice compuesto de Shanghai cerró por encima de 3,000 unidades por primera vez.

Otros consideraron que se debió a los comentarios del ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan, que advirtió en una conferencia en Hong Kong que es ''posible'' que se produzca una recesión en Estados Unidos posteriormente este año.

Junto con esos factores está una expectativa persistente de que China podría imponer medidas adicionales de austeridad, tales como un alza en las tasas de interés, con el fin de enfriar un crecimiento tórrido. La economía de China creció 10.7% el año pasado _el alza más rápida desde 1995_ y un informe reciente del banco central pronosticó que crecerá 9.8% este año.

Ahora ve
No te pierdas