China le apuesta al biocombustible

El tercer fabricante mundial de etanol usará 13.3 millones de hectáreas de bosques; plantará árboles para explotar la fabricación de combustibles verdes.
PEKÍN -

China, el tercer fabricante mundial de etanol, usará 13.3 millones de hectáreas (32.9 millones de acres) de bosques, equivalente al tamaño de Inglaterra, para plantar árboles que pueden ser explotados en la fabricación de biocombustibles.

China planea plantar árboles que rindan nueces o frutas de alto contenido oléico, con el fin de producir combustibles alternativos y aumentar así los ingresos de los granjeros, dijo Cao Qingyao, portavoz de la Dirección Estatal de Bosques, según se anunció en conferencia de prensa ayer en Pekín, y cuyo contenido rescata hoy la agencia de notcicias Bloomberg.

"El proyecto ayudará a resolver los desafíos para encontrar energía reemplazable y garantizar la preservación del medio ambiente (…) y ayudará a que los granjeros y productores de biocombustible hagan dinero", declaró Cao en el documento publicado hoy en la página de la institución gubernamental.

El segundo usuario mundial de energía podría gastar 1.5 mil millones de yuanes (unos 192,000 millones de dólares) en los próximos 15 años para aumentar el uso de recursos renovables y recortar así la dependencia del petróleo.

El organismo forestal del estado firmó un acuerdo con PetroChina Co. para la explotación de terrenos con cultivos que puedan emplearse en biocombustibles en las provincias de Yunnan y Sichuan, en el sudoeste de China, dijo PetroChina, la mayor compañía petrolera del país, el 11 de enero.

Los biocombustibles, que incluyen biodiésel y bioetanol, se fabrican a partir de aceites vegetales o grasas animales. Son mezclados con gasolina y diesel para reducir la contaminación de motores de vehículos.

La capacidad de China para procesar el maíz se disparó a 70 millones de toneladas en 2006 frente a 50 millones de toneladas en el 2005; debido en parte a la creciente producción de etanol, dijo Xie Fuzhan, jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas, el pasado 15 de enero.

Esto ha causado una subida de los precios del grano, aunque la creciente demanda de alimentos en China, compite con los biocombustibles para los terrenos cultivables.

Ahora ve
No te pierdas