Impuesto puede frenar inversiones

Los cambios al Impac podrían hacer que las empresas reconsideren sus inversiones en México; con las modificaciones legales pierden la posibilidad de recuperar el gravamen en el largo plaz
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los cambios que aprobó el Congreso en 2006 para eliminar la deducibilidad de los pasivos cuando las empresas calculen el pago del Impuesto al Activo (Impac) podría frenar inversiones, advirtieron fiscalistas.

“Cualquier proyecto de inversión que ya se hubiera echado a andar, o que se estuviera analizando antes de la reforma, hoy por hoy hay que volver a analizarlo”, dijo en entrevista el socio de Deloitte, Luis Liñero.

Añadió que la reforma afecta a circunstancias, transacciones y estructuras de compañías.

Cabe destacar que el sistema tributario es uno de los elementos que las empresas consideran al momento de invertir en algún país, incluso algunos estados otorgan prórrogas en el pago de gravámenes estatales para quedarse con inversiones.

En diciembre pasado, el Congreso aprobó reformas que impedían a las empresas deducir sus pasivos al calcular el pago del IMPAC y reducían la tasa de este gravamen del 1.8 al 1.5 por ciento.

De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) el Impac lo deben de pagar las personas que realizan actividades comerciales, industriales y de servicios, sobre el valor de los bienes que utilizan para realizar estas actividades.

Entre estos activos se encuentran terrenos, construcciones, mobiliario y equipo; en el caso de quienes arrendan inmuebles sólo lo pagarán cuando éstos se utilicen para realizar actividades comerciales, industriales, de agricultura, ganadería o silvicultura.

La semana pasada, jueces federales de la capital mexicana recibieron al menos 163 demandas de amparo contra estos cambios, por parte de firmas como PMI Comercio Internacional, filial de PEMEX, Revlon, Grupo Financiero Multivalores, Carnaval de México, Grupo Iusa, Nextel, Hoteles Sheraton y Westin de México.

Así como diversas firmas de Grupo Salinas: Televisión Azteca, Elektra, Iusacell.

Algunos legisladores priistas habían contemplado dar marcha atrás a estos cambios, pero hasta el momento no hay nada concreto en el Congreso.

El 20 de febrero la Secretaría de Hacienda publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto que exenta del pago del Impuesto al Activo (Impac) a las empresas que obtuvieron ingresos inferiores a 4 millones de pesos en 2006.

El marco legal se dio a conocer con 20 días de retraso, conforme a lo que las autoridades habían anunciado inicialmente.

El socio de OSY, Pedro Zugarramurdi, y el de PricewaterhouseCoopers, Pedro Carreón, consideraron que este decreto se publica año con año, por lo que no tiene realmente mayor impacto.

Liñero consideró que este decreto no implica ningún cambio en materia de Impac, sino que sólo da algunos detalles.

“Lo nuevo es lo que no vino (…), se nos generó un poco la expectativa de que se podría aprovechar este decreto para incluir algunas otras reglas que redujeron o minimizaran la reforma para el resto de los contribuyentes”, advirtió el experto fiscal.

Añadió que el SAT había generado estas expectativas entre los contribuyentes.

Ahora ve
No te pierdas