Latinoamérica lucha por inversionistas

La región compite duramente contra China e India por los recursos del exterior.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Latinoamérica enfrenta una dura batalla con los gigantes emergentes China e India por seducir la inversión de las principales potencias económicas, pero todo dependerá de que la región no atraviese profundos cambios políticos y sociales.

Durante años, Estados Unidos y Europa han elegido construir más fábricas y desembolsar más dinero en las naciones asiáticas, en vez de hacerlo en Latinoamérica, lo que se tradujo en oportunidades perdidas y menor crecimiento para la región rica en recursos.

América Latina necesita desesperadamente inversiones multimillonarias si quiere salir de la pobreza y construir los caminos, los puentes y las presas de las que carece y mejorar sus inadecuados sistemas de educación.

Bertrand Delgado, economista del grupo de investigación IDEAglobal, dijo que la fuerza laboral de Asia es más productiva que la latinoamericana y los inversores todavía recuerdan los incumplimientos de deuda y la inestabilidad macroeconómica que castigó en el pasado a la región.

"También hay una falta de inversión, una falta de infraestructura y una falta de políticas coherentes que promuevan los negocios orientados a la exportación, excepto las materias primas", sostuvo Delgado.

Latinoamérica tiene importantes recursos naturales, desde petróleo y gas hasta bananas, café y azúcar, pasando por minas de cobre y plata. Pero, fuera de algunas grandes ciudades, especialmente en Brasil y México, su base industrial es pequeña.

Atraer inversiones a la región será uno de los principales temas en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina, que se llevará a cabo en unas 12 oficinas de Reuters la próxima semana.

Más de 40 ministros de gobierno y directores de empresas de telecomunicaciones, mineras, bancos y minoristas participarán en el evento.

Un tema de interés sería los riesgos políticos de invertir en Latinoamérica. El gobierno del presidente Hugo Chávez está en un proceso de adquirir las participaciones de inversionistas privados en empresas de telecomunicaciones y energéticas, así como cuatro proyectos petroleros en la Faja del Orinoco que encierran recursos por 30.000 millones de dólares.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, nacionalizó el año pasado los recursos hidrocarburos del país y anunció reformas al sector minero.

Slim apuesta a América Latina

El magnate mexicano Carlos Slim, el tercer hombre más rico del mundo con una fortuna estimada en 49,000 millones de dólares, que participó en el foro del año pasado, es uno de los que apuesta al futuro de la región.

Sus principales empresas -el gigante de la telefonía celular América Móvil y la telefónica fija Telmex se han expandido rápidamente por Latinoamérica desde el 2000.

América Móvil tiene alrededor de 125 millones de clientes desde los desiertos de la frontera de México con Estados Unidos hasta los glaciares de la Patagonia argentina y chilena, ganando a la española Telefónica el lugar como la mayor operadora celular en la región.

"Vamos a seguir invirtiendo, buscando mayor penetración", dijo Slim, de 67 años, en una rueda de prensa esta semana mientras fumaba un cigarro cubano.

 Slim ha dicho varias veces que quiere ayudar a combatir la pobreza, el analfabetismo y los deficientes sistemas de salud en Latinoamérica y liderar un esfuerzo multimillonario para mejorar la infraestructura.

Las empresas de construcción de Slim planean en los próximos años construir caminos, presas hidroeléctricas, refinerías petroleras, escuelas y hospitales.

Junto con sus rentables planes de desarrollo de infraestructura, Slim también apunta a utilizar sus fundaciones para desembolsar 4,000 millones de dólares en donaciones y becas para impulsar la salud y la educación.

Pero no tiene planes de donar toda su fortuna en ayuda a Latinoamérica.

"La pobreza se combate con educación y empleo", dijo Slim. "El empresario es una persona que puede ayudar a la sociedad, más que dando, haciendo, no andar de Santa Claus", agregó.

Muchos creen que la mala distribución de la riqueza en la región -con millones de pobres y un puñado de multimillonarios como Slim- también es parte del problema que sufre Latinoamérica

Ahora ve
No te pierdas