Argentina seduce con crecimiento

-

Argentina busca seducir a los inversores resaltando su sólido crecimiento económico y minimizando las polémicas medidas contra la inflación que asustan en el exterior.

Y Beatriz Nofal, una experimentada economista, está al frente de la tarea.

Conduciendo la nueva Agencia Nacional de Desarrollo de Inversiones, Nofal busca convencer a las empresas de que la expansión desde la salida de la crisis del 2002 es sustentable y que pueden ganar dinero en emprendimientos productivos.

Argentina lleva cuatro años consecutivos creciendo a tasas cercanas al 9% anual, en un inesperado vuelco tras una feroz crisis financiera entre fines del 2001 y el 2002 que llevó al país a caer en cesación de pagos y a convertirse en un paria internacional.

La inversión en Argentina alcanzó al 21.7% por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2006, su mayor nivel desde 1993. Nofal dijo que el objetivo de su agencia es elevar ese porcentaje y fomentar proyectos de inversión de mayor calidad.

"En Wall Street alguien me dijo que había una marea de oportunidades de crecimiento en la Argentina, incluso comparado relativamente con Brasil y Chile. ¿Por qué? Por el crecimiento (económico) a tasas altas", dijo Nofal el viernes, durante el Foro de Reuters sobre inversión en América Latina.

"Además (el crecimiento) es sustentable. Nadie está previendo una crisis en los próximos años, ni una crisis por razones fiscales ni por razones externas ni por razones de deuda. Entonces este es el momento de invertir", agregó Nofal, dueña de una bodega junto a sus hermanas.

Nofal cree que las irregularidades financieras del país aún pendientes, como una renegociación de deuda impaga por 6,300 millones de dólares con el Club de París o con los acreedores por unos 20,000 millones en valor original que no aceptaron un canje de deuda pública del 2005, no son una barrera.

"Hay muchas inversiones que se están decidiendo independientemente de tener un acuerdo de pago acordado con el Club de París", afirmó Nofal, y aseguró que la deuda incumplida pendiente con tenedores de bonos "no impacta en la decisión de inversión en el sector real".

La funcionaria insistió en que hay pocos casos en los que un acuerdo con el Club de París es clave para invertir en Argentina, y se limita a empresas medianas de países miembro del Club de París que buscan garantías de los organismos aseguradores de crédito de sus gobiernos.

También reafirmó la posición oficial de que no habrá una negociación con los acreedores durante el actual mandato del presidente Néstor Kirchner, que culmina en diciembre.

Inflación y energía

Cuando Nofal se reunió el mes pasado con directores de bancos de inversión, analistas y presidentes de empresas en Estados Unidos, enfrentó preguntas sobre temas espinosos, incluyendo los acuerdos de congelamiento de precios entre el gobierno y empresas para frenar la aún alta inflación.

"Hay un montón de sectores donde no hay acuerdos de precios y el control de precios no existe. Son acuerdos de precios en determinados productos" de consumo masivo, explicó Nofal, quien destacó que son medidas transitorias en tiempos de crisis.

"El presidente de la Argentina se ha comprometido a que gradualmente se va a salir de este tipo de medidas desde el 2008 en adelante", dijo la funcionaria.

Otro de los temas que genera algunas dudas en el exterior es las restricciones en la oferta de energía que el país enfrenta desde el 2003.

Pero Nofal respondió que -a diferencia de lo ocurrido en otros países- Argentina no ha sufrido ningún apagón masivo pese al crecimiento económico que muestra desde el 2003.

También resaltó que el gobierno ha estado tomando medidas para aumentar la capacidad de generación y transporte de energía, así como en transporte de gas.

La agencia, que se espera cuente con 50 personas hacia fin de año, busca facilitar las inversiones en los sectores donde Argentina tradicionalmente cuenta con ventajas comparativas, como la agroindustria, y los sectores intensivos en conocimiento como el software y la industria farmacéutica.

Nofal destacó que existe un fuerte interés por Argentina, especialmente entre compañías de nuevos jugadores globales como China, India, Corea del Sur, Singapur y Sudáfrica, y enfatizó la calidad de la fuerza laboral del país, que muestra índices de salud y educación entre los mejores de América Latina.

La agencia deberá trabajar también para obtener fondeo para las empresas, en un país donde los préstamos al sector privado representan apenas el 10% del PIB, un tercio o un cuarto en relación con países vecinos.

Ahora ve
No te pierdas