FMI ve menor crecimiento en México

El organismo recortó su pronóstico del PIB a 3.4% debido a la desaceleración de la economía de reiteró la recomendación de realizar una reforma fiscal que retire beneficios a los más ricos.
El ambiente exterior es "menos favorable". (Dreamstime).
WASHINGTON (Agencias) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ve con menor optimismo el desempeño de la economía mexicana en este año por el entorno internacional de moderado crecimiento.

El organismo internacional prevé que el Producto Interno de México se expanda 3.4% en 2007, cifra menor al pronóstico de 3.9% del gobierno del presidente Felipe Calderon.

El ambiente exterior es "menos favorable" en la medida en que el crecimiento global se modera y declinan los precios del petróleo y los metales respecto de sus niveles récord de 2006, dijo el organismo en el Panorama Económico Mundial.

En 2006 la economía mexicana crecio 4.8%.

Los pronósticos de crecimiento del FMI registraron mejoras en muchos países, aunque en México, Chile, Perú, Ecuador y Uruguay fueron recortados debido a sus fuertes lazos con la economía estadounidense, que está desacelerándose, y por su dependencia de las exportaciones de petróleo o metales.

Para prepararse mejor frente a condiciones económicas externas menos favorables, el FMI instó a México, Perú y Venezuela a que amplíen su base impositiva, reduzcan las excepciones tributarias que benefician a los sectores más ricos y mejoren la recaudación de impuestos.

En general el organismo destacó que la economía de América Latina crecería un 4.9% en el 2007, más del 4.25% estimado en septiembre aunque por debajo del 5.5% del 2006.

Brasil, la mayor economía de la región, se expandiría un 4.4% en el 2007, comparado con el pronóstico de septiembre de 4%.

Los riesgos para la región incluyen una desaceleración más fuerte de la esperada en la economía de Estados Unidos, una caída más pronunciada en los precios de las materias primas, el endurecimiento de las condiciones financieras en los mercados mundiales, junto con cambios en las políticas que socavan la confianza de los inversores.

Argentina, la tercera economía de la región, crecería un 7.5% año desde un pronóstico anterior de 6%, mientras que su tasa de inflación se ubicaría en un 10.3%, en comparación con la estimación de septiembre de 11.4%.

Los riesgos para la región incluyen una desaceleración más fuerte de la esperada en la economía de Estados Unidos, una caída más pronunciada en los precios de las materias primas, el endurecimiento de las condiciones financieras en los mercados mundiales, junto con cambios en las políticas que socavan la confianza de los inversores.

El FMI dijo que la inflación en la región alcanzaría una tasa de 5.2% en el 2007, sin cambios respecto a la previsión de septiembre.

Ahora ve
No te pierdas