Prevén fin de aranceles etanol Brasil

Una tarifa de 54 centavos por galón que cobra EU podría desaparecer, según Jeb Bush; el hermano del presidente de EU, dijo que con el tiempo la tarifa será eliminada o reducida.

Una tarifa estadounidense al etanol brasileño probablemente sea reducida o eliminada en los próximos años, a pesar de la fuerte oposición de los agricultores norteamericanos, vaticinó este lunes el ex gobernador de la Florida Jeb Bush.

Bush, hermano del presidente George W. Bush, dijo que creía que los políticos de su país cambiarán de actitud a medida que Estados Unidos fortalezca el uso del etanol y necesite más suministros de países como Brasil, el mayor exportador del combustible alternativo.

La tarifa de 54 centavos por galón al etanol que Brasil fabrica a partir de la caña de azúcar, ''no tiene sentido para mí'', declaró Bush ante un grupo de empresarios agrícolas en Sao Paulo. Estados Unidos produce el etanol del maíz.

''Con el tiempo la tarifa tiene que ser eliminada'', expresó Bush, uno de los directores de la Comisión Interamericana de Etanol, que cabildea para que se incremente la producción del combustible en América Latina.

Bush visitó Brasil un mes después que su hermano se reunió en Sao Paulo con el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, y sellaron una ''alianza'' para alentar la producción de etanol y patrones de calidad internacional para que pueda ser comercializado como el petróleo.

Jeb Bush también criticó a Cuba y Venezuela por la oposición de sus líderes a la producción del etanol en el hemisferio occidental.

Tanto el líder cubano Fidel Castro como el presidente venezolano Hugo Chávez solían hablar en favor del futuro del etanol, pero comenzaron a criticarlo después del acuerdo brasileño-estadounidense, argumentando que los sectores pobres latinoamericanos se verían privados de alimentos si se destinan más tierras agrícolas a la producción energética, en lugar de alimentos.

Sin mencionar a Venezuela, Bush dijo que Estados Unidos necesita incrementar el uso del etanol porque la mayor parte del petróleo que consume la población proviene de ''fuentes inestables de suministro que son controladas por enemigos de nuestro país''.

Cuando le preguntaron si se refería a Venezuela y al gobierno de Chávez, Bush respondió: ''Sin dudas no son amigables con Estados Unidos ahora''.

Bush efectuó sus declaraciones mientras Silva viajaba a Venezuela para reunirse con Chávez en una cumbre energética de dos días de los líderes de América Latina.

Ahora ve
No te pierdas