Lejano, el acuerdo de comercio mundial

Analistas dijeron que seguramente no se concretará un acuerdo en las negociaciones de la OMC; los principales países industrializados deberán establecer una fecha para completar la ronda D
GINEBRA (AP) -

Probablemente se haya esfumado la última oportunidad de lograr un acuerdo sobre comercio mundial, señalaron analistas que siguen de cerca las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio.

Tras haber incumplido incontables plazos en los últimos seis años, los principales países industrializados deben ahora establecer una fecha, para fin de año, con el propósito de completar la ronda Doha destinada a la liberalización del comercio.

El objetivo es añadir miles de millones de dólares (euros) a la economía global, y sacar de la pobreza a millones de personas a nivel mundial.

Pero, para varios analistas, el resultado más importante de la reunión de la semana pasada en Nueva Delhi en que participaron los seis más poderosos miembros de la OMC fue la escasa atención que se prestó a un plazo mucho más serio que concluirá en escasas semanas. Pues el 30 de junio expira la autoridad del presidente de Estados Unidos George W. Bush para enviar acuerdos comerciales al Congreso por un voto de sí o no, sin enmienda alguna.

''Sin importar la sensación de urgencia percibida por los negociadores, ahora parece haberse prescindido'' del plazo, señaló Sandra Polaski, del grupo de estudios The Carnegie Endowment, de Washington. ''Es como si ese plazo del 30 de junio no hubiese sido tomado en cuenta. No existe evidencia alguna de que exista la voluntad política para concretar esto''.

La ronda de Doha ha andado a los tumbos desde su creación en la capital de Qatar en el 2001. Y eso se debe, en buena medida, a las disputas entre países ricos y países pobres sobre la eliminación de barreras comerciales a productos agropecuarios. Dos cumbres de alto nivel, una en México en el 2003 y otra en Hong Kong en el 2005, fracasaron en sus intentos de romper el impasse.

Tras finalizar junio, será mucho más difícil que otro tratado comercial logre aprobación en Estados Unidos, pues el Congreso estará en condiciones de revisar cada convenio línea por línea, y desechar lo que a los legisladores les desagrade.

''Establecer nuevos plazos ha sido la función principal de las negociaciones de la OMC en los últimos tres años'', dijo Amy Barry, vocera de la agencia de asistencia Oxfam, que realiza campañas en defensa de los países más pobres. ''El enfoque en los plazos parece ser un factor de distracción'' de asuntos ''más útiles, como la discusión del contenido'', añadió.

Ahora ve
No te pierdas