Evo y Lula se enfrentan por refinerías

El gobierno de Morales quiere pagar sólo la tercera parte del valor de las refinerías de Petrob Lula da Silva dijo que las instalaciones valen 215 mdd y no los 70 mdd que Bolivia quiere pagar
SAO PAULO (Notimex) -

El gobierno de Bolivia pretende pagar sólo la tercera parte del valor de las refinerías que opera la brasileña Petrobras en ese país luego de la nacionalización de los hidrocarburos en 2006, informó hoy el diario Folha de Sao Paulo.

Según el periódico brasileño el gobierno del presidente Evo Morales está dispuesto a pagar 70 millones de dólares (mdd) por las instalaciones, mientras que el mandatario Luiz Inácio Lula da Silva estableció que tienen un valor de al menos 215 mdd.

La fuente apuntó que Lula "ve con preocupación la radicalización del presidente boliviano, pero evalúa que el problema (de la venta de las dos instalaciones de Petrobras) es más político que económico".

Morales habló con Lula sobre su oferta por las dos refinerías brasileñas el pasado 16 de abril en el marco de la Primera Cumbre Energética Sudamericana que se realizó en la venezolana Isla Margarita.

El gobernante brasileño, según el diario, le respondió que no aceptaría menos de 215 mdd, cifra que resulta de la suma de lo pagado por las plantas en 1999 y las inversiones posteriores para modernizar las dos refinerías.

Folha de Sao Paulo descartó que Lula esté preocupado por las eventuales consecuencias económicas que traería el conflicto porque Petrobras tiene en caja 12.5 mil millones de dólares y un plan de inversiones de cerca de 25,000 mdd.

Por ese motivo, el impacto económico de una eventual confiscación de las dos plantas por parte del Estado boliviano "sería insignificante, aunque Morales no pagara nada" por las instalaciones.

El gobierno brasileño, para evitar nuevos conflictos, le propuso a su similar boliviano que pague el precio de las dos refinerías con abastecimiento de gas natural "ya que no tiene muchas opciones de venta del producto a otros países".

El mandatario brasileño le habría afirmado a su similar boliviano que, ante una medida radical con las plantas de Petrobras, esa firma y el gobierno dejarían de invertir en Bolivia.

La fuente recordó que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) posee proyectos de financiamiento para que empresas brasileñas construyan carreteras en Bolivia, los cuales podrían verse afectados si se toman medidas radicales.

El periódico acotó que Lula ya entregó las orientaciones a Petrobras y al Ministerio de Minas y Energía de Brasil para endurecer las posturas "e inclusive prepararse para hacer presentaciones en cortes internacionales de arbitraje".

Morales inició el 1 de mayo de 2006 el proceso de nacionalización de los hidrocarburos, tras lo cual las instalaciones de Petrobras fueron invadidas por tropas del Ejército y el presidente boliviano anunció el proceso de nacionalización.

Las instalaciones de Petrobras en Bolivia, "Gualberto Villarroel" y "Guillermo Elder Bell", procesan un total de 60,000 barriles diarios de petróleo y son esenciales para el abastecimiento del mercado boliviano de combustibles.

Ahora ve
No te pierdas