Proponen crear fondo de reservas en LA

México, Brasil, Argentina y Chile podrían formar parte del Fondo Latinoamericano de Reservas; el fin es defenderse como región, ante cualquier percance financiero sin tener que recurrir al
Rodrigo de Rato, Director General del FMI (AP)
SANTIAGO (CNN) -

Mientras el FMI pierde presencia en Latinoamérica, otro fondo menos conocido, el FLAR, podría agrandarse al sumar a cuatro economías principales de la región para que ésta pueda defenderse mejor de las crisis financieras a las que todavía está sujeta, dijo la CEPAL.

La propuesta sobre el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) figura en un trabajo escrito por José Luis Machinea, secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, organismo con sede en Santiago, y Daniel Titelman.

El estudio difundido, no plantea que la tarea de prestamista de última instancia del FMI en la región sea sustituida directamente por organismos regionales como el FLAR, sino que sea complementada por ellos.

El trabajo contrapone la experiencia del FLAR hasta ahora con el funcionamiento del Fondo Monetario Internacional, al afirmar que el otorgamiento de préstamos del Fondo Latinoamericano de Reservas en forma oportuna y rápida "constituye una ventaja operativa con respecto al FMI".

El FLAR, con sede en Bogotá, fue creado en 1978 con el nombre de Fondo Andino de Reservas para prestar recursos a los miembros de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). Actualmente, funciona como brazo financiero de la CAN e incluye sólo a Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú y Venezuela.

"La provisión de préstamos en forma rápida y oportuna es una de las características más destacadas del financiamiento del FLAR (...) el FLAR ampliado podría operar con eficacia a través de préstamos de emergencia a más países de la región", dice el documento.

Para evaluar la factibilidad y las ventajas de una ampliación del Fondo Latinoamericano, el estudio de la CEPAL analizó la correlación entre los indicadores de los seis países del FLAR, junto con México, Brasil, Argentina y Chile, principales economías de la región.

"La acumulación colectiva de reservas internacionales ofrece dos beneficios a los países participantes: acceso a un mayor volumen de reservas y una posible reducción de la volatilidad de tales reservas", según el trabajo.

Igualmente, el estudio agregó que países con menor volatilidad de reservas como Chile y Colombia no se beneficiarían tanto, lo que plantea "dificultades de incentivos a los países que tienen reservas elevadas en comparación con la volatilidad de las mismas".

Según el trabajo, el FLAR además podría fomentar el desarrollo de mercados para la emisión de bonos públicos en moneda nacional vinculados a la inflación interna, al PIB y a los productos básicos. Y el Fondo Latinoamericano también podría usarse para incrementar la coordinación macroeconómica regional.

Estas sugerencias se conocen en momentos en que crece el número de economías latinoamericanas que buscan desvincularse del Fondo Monetario Internacional, tradicional organismo de crédito con sede en Washington, y en que el presidente venezolano Hugo Chávez impulsa la creación del Banco del Sur.

Este proyecto, que algunos ven como potencial competidor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde Estados Unidos es el principal aportante, ha sido respaldado por Bolivia y Argentina, pero Brasil ha expresado objeciones.

Representantes de Brasil, Argentina y Uruguay planean reunirse con miembros del FLAR el 25 de mayo en Asunción para evaluar si le aportan más recursos a fin de crear un esquema similar a la Iniciativa Chiang Mai del sudeste asiático, dijo recientemente una fuente en Washington.

Ese acuerdo consiste en una red de acuerdos de intercambio recíproco (swaps) y fue ideado para ofrecer a los bancos centrales del sudeste asiático un poder de respuesta adicional en caso de que se repitan turbulencias financieras como las que derrumbaron a sus monedas en 1997 y 1998.

Ahora ve
No te pierdas