Tasa de interés, sin cambios en Europa

El Banco Central Europeo conservó sin cambios su tasa de interés a 4% como estaba previsto; el BCE dijo que vigilará de cerca el desarrollo de la inflación en la zona euro.
FRANCFORT (CNN) -

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo el jueves su tasa de interés de referencia sin cambios en 4%, como estaba previsto, ante cierta estabilización de la inflación, a pesar de que la economía de la zona euro avanza con fuerza.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dijo que no veía la necesidad de que cambien las expectativas de los mercados financieros, que ven un aumento de las tasas después del verano europeo.

Trichet señaló que el BCE vigilará "de cerca" el desarrollo de la inflación en la zona euro, el mismo lenguaje empleado en el comunicado de política monetaria del Consejo de Gobierno el mes pasado.

"No cambios en las presentes expectativas del mercado es el mensaje del Consejo de Gobierno", dijo Trichet en conferencia de prensa.

"No es nuestra intención mover el mercado", agregó.

Estas declaraciones fueron de alguna manera una sorpresa, luego de que el Consejo de Gobierno dejara en su comunicado de política monetaria las palabras utilizadas en junio, de que observará "de cerca" todos los riesgos inflacionarios, una frase que usualmente significa que un alza de tasas se concretaría como mínimo en tres meses.

Muchos economistas habían esperado que Trichet dijera que el BCE vigila los peligros inflacionarios de forma "muy cercana" para mostrar que se avanzaba hacia un alza en septiembre. El próximo paso sería decir "fuerte vigilancia".

Sin embargo, Trichet parece estar dispuesto a alejar a los analistas del BCE de la costumbre de decodificar las palabras en búsqueda de pistas sobre el momento del próximo incremento de tasas, para evitar atar al BCE en un esquema firme.

Trichet quiere que los inversores se concentren más en los datos económicos, especialmente después que el BCE ha completado un endurecimiento de 200 puntos básicos durante 18 meses.

El cambio en la táctica de comunicación sembró incertidumbre entre los analistas sobre cuán firme está comprometido el BCE con un alza en septiembre, dado que una subida de tasas en octubre también está parcialmente considerada por los mercados.

"El BCE no sabe aún si realizará un alza en septiembre u octubre. Este parece ser el mayor mensaje de la conferencia de prensa del BCE", dijo Holdger Schmieding, economista de Bank of America.

Trichet dijo que espera que la inflación se desacelere ligeramente en los próximos meses, pero que avanzará significativamente hacia finales del año, impulsada posiblemente por un excesivo crecimiento salarial y por los precios del crudo.

"Estos desarrollos podrían suponer unos riesgos significativamente altos a la estabilidad de precios", dijo.

"El Consejo de Gobierno del banco continuará monitoreando de cerca todos los desarrollos para asegurar que los riesgos a la estabilidad de precios en el mediano plazo no se materialicen", dijo.

La política monetaria del BCE todavía permanece en la zona expansiva, añadió Trichet. "Mirando hacia adelante, actuar de manera firme y adecuada en el tiempo para asegurar la estabilidad de precios sigue siendo justificado", dijo.

Las condiciones permanecen para que la economía de la zona euro continúe creciendo a un ritmo sostenido, apoyado en la relativamente fuerte demanda doméstica y en la robusta demanda en el resto del mundo.

"La perspectiva a medio plazo para la actividad económica permanece favorable", dijo Trichet tras la decisión sobre las tasas.

Ahora ve
No te pierdas