TLC de EU y Perú, listo antes de agosto

El gobierno estadounidense espera que el tratado sea ratificado por el Congreso; el acuerdo demócrata-republicano permitirá la extensión de la ley de promoción del comercio.

El gobierno del presidente George W. Bush informó el lunes por la noche que esperaba que el tratado de libre comercio con Perú sea ratificado por el Congreso antes del receso legislativo de agosto.

Susan Schwab, la representante comercial estadounidense, que es miembro del gabinete de Bush, indicó sin embargo que todavía subsistían "preocupaciones" en el Congreso y el propio gobierno sobre la violencia en Colombia, dando a entender que el tratado con ese país tendrá más demoras en la legislatura.

“Trabajaremos con rapidez con el presidente (Álvaro) Uribe para tomar más acciones, pero es importante que Estados Unidos no decepcione a un gobernante que está haciendo la diferencia”, dijo.

Sobre el tercer acuerdo pendiente, con Panamá, Schwab declaró que había planes de los dos gobiernos de firmarlo a fines del actual mes, y que las partes estaban trabajando en la armonización del texto a los principios laborales y medioambientales convenidos el mes pasado por demócratas y republicanos para los tratados internacionales.

“El acuerdo bipartidista ofrece un camino claro y razonable hacia los cuatro acuerdos de libre comercio todavía pendientes”, dijo Schwab incluyendo también en el paquete a Corea del Sur. “Sin embargo, cada uno de ellos avanzará por ese camino según sus propias modalidades y en sus respectivos momentos”.

Schwab formuló sus comentarios en una intervención ante miembros de la Asociación de Mujeres en el Comercio Internacional (WIIT o Association of Women in International Trade), al ser distinguida como “Mujer del año en el comercio internacional”.

“De manera ideal, el acuerdo con Perú será debatido y aprobado por el Congreso antes del receso de agosto”, dijo.

Ese acuerdo fue firmado en abril de 2006 y ha sido ya aprobado por el congreso de Lima. Según Schwab, requiere de un “trabajo estrecho” con Perú en los cambios que deberán insertársele como resultado del acuerdo legislativo bipartidista.

Indicó que el tratado era necesario "para avanzar las reformas" emprendidas por el presidente Alan García y su antecesor, Alejandro Toledo.

Mencionó que entre 2001 y 2005 han salido de la pobreza 1.8 millones de personas en Perú, aun cuando la población nacional aumento en 1.6 millones.

Schwab expresó su esperanza de que el acuerdo demócrata-republicano permita igualmente la extensión de la ley de promoción del comercio, conocida como "fast track" que expira a fines del actual mes de junio.

Pero expresó cautela en cuanto a que el fast track, que permite negociar acuerdos que no pueden ser modificados por el Congreso, sea renovado por una mayoría legislativa demócrata que históricamente se ha opuesto a la apertura del mercado estadounidense.

El Congreso entra en su acostumbrado receso a fines de julio y retorna en la primera semana de septiembre.

 

 

Ahora ve
No te pierdas