Japón se mantiene, pese producción débil

La economía del país se recupera a pesar de la debilidad de la producción industrial; algunos ministros se mostraron cautelosos por las recientes subidas de las tasas de interés.
TOKIO (CNN) -

El Gobierno japonés reiteró el lunes que la economía del país se recupera a pesar de la debilidad de la producción industrial, mientras que algunos ministros del gabinete se mostraron cautelosos por las recientes subidas de las tasas de interés de largo plazo.

El informe mensual del gobierno se conoció en momentos en que los retornos de los títulos públicos de Japón caían y el yen bajaba a un nuevo mínimo récord contra el euro por los comentarios del viernes del gobernador del Banco de Japón (BJ) Toshihiko Fukui, que hicieron pensar que es improbable un alza de tasas de interés antes de agosto.

"La economía se recupera, a pesar de la debilidad de algunos sectores de la producción industrial", dijo el gobierno en su informe, reiterando la frase que ha usado desde abril.

Los datos revisados de la semana pasada mostraron que la economía japonesa creció a un ritmo anualizado de 3.3% en enero-marzo, un desempeño mejor que el de Estados Unidos y el de la zona euro por segundo trimestre consecutivo.

La actual fase de crecimiento que comenzó a inicios del 2002 ahora está en el período más largo de la posguerra, aunque el ritmo de expansión ha sido mucho más modesto que en auges anteriores.

"Con respecto al panorama, debemos prestar atención al impacto de los precios del petróleo, pero prevemos que continúe la tendencia de recuperación", dijo en conferencia de prensa la ministra de Economía Hiroko Ota.

El BJ también mantuvo su opinión sobre la economía en su propio reporte mensual del viernes, al decir que la actividad se expande en forma moderada.

Después de dejar sin cambios su tasa de interés clave en 0.5%, Fukui dijo el viernes que el BJ necesitaba más pruebas de una expansión económica sostenida, antes de incrementar sus tasas.

Los operadores tomaron los comentarios cautelosos de Fukui como una sugerencia de que el banco central no tiene prisa para subir sus tasas.

El rendimiento del título de referencia de Japón, el valor a 10 años, bajó a 1.880% el lunes, alejándose del máximo en 11 meses de 1.985% que tocó la semana pasada.

El euro marcó un récord de 165.56 yenes antes de retroceder, mientras que el dólar subía a 123.55 yenes, regresando al máximo en cuatro años y medio de 123.66 yenes registrado el viernes.

El viernes, un sondeo de Reuters mostró que una mayoría de los agentes del mercado proyectan que el BJ elevará las tasas de interés a 0.75% en el tercer trimestre, muy probablemente en agosto.

Igualmente, la fuerte caída de los bonos del gobierno japonés en las últimas cuatro semanas han hecho que algunos funcionarios teman que las crecientes tasas de largo plazo puedan perjudicar a la recuperación de la economía japonesa.

En un encuentro para aprobar el informe económico mensual del Gobierno, Yoshimi Watanabe, ministro a cargo de la reforma regulatoria, preguntó a Fukui si el aumento de las tasas estadounidenses de largo plazo era resultado de un alejamiento de los inversores del dólar.

También pidió a Fukui que explicara porqué las tasas japonesas de largo plazo habían subido, cuando los precios al consumidor en el país todavía están en baja.

Ahora ve
No te pierdas