Monevas emergentes avanzan tras datos EU

Los datso de inflación estadounidense incrementaron el apetito por el riesgo; aunque las monedas de baja rentabilidad de Europa central perdían parte de sus ganancias.
LONDRES (CNN) -

La lira turca subía el lunes a sus máximos en 15 meses ya que los datos de la inflación estadounidense de la semana pasada incrementaron el apetito por el riesgo, aunque las monedas de baja rentabilidad de Europa central perdían parte de sus ganancias recientes.

Con los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años cerca de 5.20%, 60 puntos básicos por encima del nivel de hace seis semanas, los analistas advierten que los mercados emergentes no pueden contar con subidas mayores a futuro.

Pero el carry trade parecía continuar el lunes, ante los datos que muestran que la economía estadounidense goza de buena salud. En las transacciones de carry trade, los inversores toman deuda en monedas de retorno bajo, como el yen japonés, para colocarse en activos que pagan tasas de interés altas.

El mayor apetito por estas operaciones elevó las acciones de los mercados emergentes a un nuevo máximo histórico, según un índice MSCI. El yen bajaba a mínimos récord contra el euro.

Las divisas que más se beneficiaban eran las de tasas de interés más altas. La lira extendía el avance del viernes para tocar un récord en 15 meses de 1.2985 por dólar. El rand sudafricano subía un 0.5% al récord en dos semanas de 7.094 por dólar.

"Los datos de Estados Unidos han mostrado un crecimiento fuerte e inflación baja, y el mercado está comprando (activos) por eso", dijo Lars Christensen, de Danske Bank en Copenhague. "Probablemente no sea sustentable a largo plazo pero por ahora los números apoyan el repunte", agregó.

Sin embargo, Christensen dijo que los rendimientos estadounidenses todavía altos, la continua incertidumbre por las tasas de interés globales y los factores domésticos como las elecciones de julio en Turquía probablemente limiten los avances de los mercados emergentes.

"Estamos en niveles muy fuertes y dado el contexto global y doméstico, la lira por ejemplo no debería estar en estos niveles. Hay un poco de complacencia en el mercado", agregó.

Los avances en Europa central eran limitados ya que los rendimientos relativamente bajos y el panorama pesimista para la inflación en algunos de los países comienzan a presionar a los mercados de bonos domésticos.

No obstante, el florín húngaro llegó a negociarse el lunes a máximos en tres semanas contra el euro, a la vez que el zloty polaco se mantenía apenas debajo del récord en dos semanas que tocó el viernes pasado.

Ahora ve
No te pierdas