Impuestos contra la informalidad

El nuevo marco legal gravaría acumulativamente cualquier depósito bancario por 20 mil pesos o m el gravamen sería acreditable contra el ISR para quienes cumplan sus obligaciones fiscales.
Unas 11.3 millones de personas trabajan en la informalidad (  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Con el fin de gravar a quienes trabajan en la economía informal y no pagan impuestos, el Gobierno federal propondrá al Congreso la creación de la Ley del Impuesto contra la Informalidad, que prevé cobrar un 2% a cada depósito en efectivo por 20 mil pesos mensuales o más que se realice en cualquiera de sus cuentas bancarias.

La administración de Felipe Calderón ha hecho circular varios documentos preliminares sobre el proyecto de reforma fiscal que enviará al Poder Legislativo, por lo que los montos a gravar han venido cambiando, pero se detalla que los depósitos son acumulativos.

Según el anteproyecto más reciente este nuevo impuesto no gravaría los depósitos efectuados a través de medios distintos al efectivo, como son cheques o transferencias electrónicas, ya que estos canales permiten un control de origen y destino de los recursos.

En México el número de informales es el equivalente al 27% de la Población Económicamente Activa (PEA), esto es 11 millones 395 mil personas, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Según el Servicio de Administración Tributaria (SAT), al cierre del primer trimestre de 2007 el número de contribuyentes activos localizados ascendió a 22 millones 472 mil.

Durante años los expertos fiscales se han venido quejando de que las propuestas fiscales siempre se van en contra de los contribuyentes ya cautivos y no se busca cómo fiscalizar a quienes laboran en la informalidad.

El Gobierno federal propone que como parte de la nueva ley, los contribuyentes cumplidos puedan acreditar contra el Impuesto Sobre la Renta (ISR) el gravamen de 2%.

“A través de la exclusión del objeto del gravamen de los depósitos en vías distintas al efectivo y del acreditamiento de la nueva contribución contra el ISR, se logrará que el nuevo impuesto impacte a los sujetos que perciban depósitos en efectivo que no hayan sido declarados para efectos del ISR”, cita el documento.

Agrega que las instituciones financieras serán las encargadas de cobrar el nuevo gravamen y enterarlo al fisco.

Cualquier cuenta habiente estará obligado a cumplir con este pago, independientemente de si está registrado ante Hacienda o no.

Ahora ve
No te pierdas