Impuesto contra el calentamiento global

Una de las propuestas de Hacienda es gravar con un impuesto extra la gasolina y el diesel; el gobierno dice que es parte de una tendencia internacional para reducir las emisiones de carb
El impuesto a la gasolina, para frenar la emisión de carbono
Armando Talamantes
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gobierno de Felipe Calderón propuso la implementación de un gravamen a las gasolinas y al diesel que cobrarían las entidades del país, con el fin de reducir las emisiones de carbón que causan el calentamiento global del planeta.

“Esta propuesta es acorde con la tendencia internacional que muestra un interés creciente en tomar medidas para disminuir las emisiones de carbono que provocan el calentamiento global”, indicó la propuesta entregada este miércoles al Congreso.

La iniciativa, que forma parte del paquete de reformas fiscales que busca el gobierno calderonista, dice que “el gravamen a estos combustibles permitirá racionalizar su uso excesivo y, por lo tanto, promover la conservación del medio ambiente”.
La iniciativa no propone una tasa impositiva fija para estos productos, pero advierte que entre los estados del país no debería haber una gran diferencia, para evitar distorsiones.

El impuesto local se aprobaría “siempre y cuando las entidades se ajusten a las tasas o cuotas, requisitos y demás características que establezca el Congreso de la Unión mediante ley secundaria, a fin de lograr un grado mínimo de homologación tributaria y evitar gravámenes que traigan como resultado un alza desmesurada en los precios de dichos productos”.

La iniciativa propone gravar además los tabacos labrados y las cervezas que se vendan en los territorios de cada estado.

La idea de poner más impuestos a las cervezas y los tabacos también “contribuirá a la disminución en el consumo de bienes que generan daños a la salud”, estableció la propuesta.

“Estos bienes permiten el establecimiento de contribuciones de fácil administración local y que implicarán un alto impacto recaudatorio para las entidades federativas, lo que a su vez redundará en el fortalecimiento de las haciendas públicas locales y se traducirá en obras de infraestructura y programas de desarrollo social tendientes a disminuir la pobreza y mejorar el nivel de vida de sus habitantes”, indicó el documento entregado al Congreso.

La posibilidad de gravar a nivel estatal cervezas, tabacos, gasolina y diesel requiere de un cambio a la Constitución de México, en su artículo 73, y todas las modificaciones constitucionales tienen que ser avaladas -además del Congreso federal-, por una mayoría de los Congresos estatales, es decir, 16 legislaturas locales deberían validar las reformas para que éstas entren en vigor.

La iniciativa presentada por Calderón ante el Congreso federal indica que la intención de otorgar más potestades tributarias a los estados es para dotar a las arcas de los estados de mayores recursos tributarios.

Las gasolinas, diesel, cervezas y tabacos ya están gravados a nivel federal por el Impuesto al Valor Agregado y por el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios.

Ahora ve
No te pierdas