Evasores en México, un paso adelante

El gobierno tendrá una dura batalla para contener a la economía informal; ya hay quienes han buscado formas de eludir el pago de sus obligaciones.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La tinta está casi seca en el nuevo plan que busca combatir la evasión fiscal, pero con los astutos mexicanos buscando desde ahora formas de eludir el pago de sus obligaciones, el gobierno tendrá una dura batalla para contener a la economía informal.

Con la esperanza de reducir su dependencia de los ingresos petroleros y generar una mayor cantidad de efectivo para mejorar la infraestructura del país, el presidente Felipe Calderón envió el miércoles al Congreso una iniciativa de reforma fiscal ampliamente esperada por los mercados.

La propuesta incluye una iniciativa para gravar con un 2% los depósitos bancarios en efectivo de más de 2,000 dólares al mes, una medida que busca captar a pequeñas empresas y a profesionales que trabajan por su cuenta.

En un país en donde la evasión fiscal es un deporte nacional como el fútbol, la clase media-baja de México -que será la más afectada con la medida- ya marcha desde ahora un paso adelante que el mismo gobierno.

"En cuanto entre (en vigor la iniciativa), no voy a meter dinero en el banco", dijo Jesús, un mecánico automotriz de 32 años, quien tiene su propio taller de compostura en un suburbio al sur de la Ciudad de México.

Tras solicitar no utilizar su apellido para evitar eventuales problemas legales, Jesús dijo que emite sólo un recibo fiscal por al menos cada 20 órdenes de trabajo que ejecuta para que su declaración de utilidades sea menor de lo que realmente es y, por tanto, pagar menos impuestos.

Benito Berber, economista mexicano del banco HSBC en Nueva York, dijo que el plan del gobierno de buscar en los bancos efectivo que aún no se ha gravado es una buena idea en teoría.

"Tiene sentido", dijo. "Mucha gente mantiene su dinero lejos del alcance del ministerio de Finanzas al hacer muchas operaciones en efectivo, que al final se depositan en el banco", agregó.

Falta de Servicios

Pero tras conocer los detalles de la iniciativa, Elizabeth -quien es dueña de un restaurante en la popular colonia Escandón y paga a sus cinco empleados en efectivo- llamó a su contador de inmediato para buscar la forma de evadir.

"Me tendré que comprar una caja de seguridad o meterlo en mi colchón", dijo bromeando y sin estar preocupada.

Millones de mexicanos, desde vendedores de los típicos tacos mexicanos hasta aquellos que comercializan software, trabajan sin pagar impuestos.

El tamaño de la economía informal es difícil de medir, pero los economistas estiman que incluye a más de una tercera parte de la fuerza laboral de América Latina.

Una mayoría de los mexicanos coincide en que deberían pagar cierto monto por concepto de impuesto.

Los pequeños y medianos empresarios normalmente se quejan de que tienen la mayor carga fiscal del país pues aseguran que los vendedores callejeros no pagan impuestos y los grandes empresarios tienen formas de evadir el pago.

El resultado es un círculo vicioso que va a ser difícil de romper por el gobierno del presidente Calderón.

Pagar impuestos "es válido, pero también necesitamos ver que funcione que estás pagando impuestos", dijo Jesús. "No ves que tu calle está más limpia, no ves que tu calle tiene más iluminación, no ves que hay más seguridad", agregó.

Ahora ve
No te pierdas