Playa mexicana, también para extranjeros

Autoridades están a favor de que inversionistas foráneos puedan adquirir propiedades en las cos los legisladores ofrecen su disposición para modificar el artículo 27 de la Constitución.
Las playas mexicanas son atractivas para el sector inmobilia
CIUDAD DE MÉXICO (Excélsior) -

El Congreso de la Unión, la Secretaría de Medio Ambiente, empresarios y el propio Secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo, se pronunciaron en favor de la modificación del artículo 27 constitucional para que extranjeros puedan adquirir propiedades en zonas de playa, ya que coincidieron en que con dicha reforma se dispararía el número de inversiones en México.

El titular de la Secretaría de Turismo aseguró que la reforma al 27 constitucional es viable y será benéfica para el sector turístico del país siempre y cuando se acompañe de una reforma al artículo 115 de la Constitución, la cual contemplaría sanciones para los servidores públicos municipales y estatales que otorguen permisos de construcción o cambios de uso de suelo de manera irresponsable.

Durante el panel “Retos del sexenio” de la XXI Convención Anual de la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (Amdetur), la Secretaría de Medio Ambiente respaldó la propuesta de que extranjeros puedan apoderarse de zonas costeras de México.

“Para nosotros es irrelevante quién es el propietario de una playa, lo que nos importa es que cumplan con la normatividad y los ordenamientos ecológicos”, dijo al respecto Sandra Herrera, subsecretaria de Fomento y Normatividad Ambiental de la Semarnat.

Por su parte, los legisladores Luis Coppola y Octavio Martínez, presidentes de las Comisiones de Turismo en la Cámara de Senadores y de Diputados respectivamente, también avalaron la solicitud de dicha reforma.

“Estoy totalmente en favor de que se reforme el artículo 27, a pesar de que este tema es muy controversial, pero lo importante es pensar en lo que requiere el país”, afirmó el senador Coppola Jofroy.

No obstante, Coppola argumentó que las inversiones de extranjeros en las costas mexicanas deben ir acompañadas de un compromiso humanitario, de tal manera que cada extranjero que compre un espacio para construir un desarrollo inmobiliario deberá aportar algún beneficio directo a la comunidad, como la construcción de escuelas o carreteras.

Y es que como empresario, Coppola Jofroy reconoció que el sector privado, y no sólo el gobierno, ha sido responsable del rezago en la calidad de vida de la población de algunas zonas turísticas, ya que “hay empresarios que se benefician de las corruptelas que cometen ciertas autoridades” que sacrifican la conservación de los destinos turísticos a cambio de dinero.

Ahora ve
No te pierdas