Brasil principal socio de México en AL

El comercio entre ambos países superó los 6,000 mdd en el 2006; la subsecretaría de Relaciones Exteriores aseguró que el incremento comercial fue de más del 30
México y Brasil cuentan con una comisión que busca acuerdos
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El comercio total entre México y Brasil en 2006 superó los 6,000 millones de dólares (mdd), un incremento  de más de 300% en los últimos 10 años, afirmó la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Lourdes Aranda Bezaury.

Al participar en el seminario internacional "Brasil y México frente a la globalidad: desafíos comunes", en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Bezuary dijo que Brasil es el principal socio comercial del país en América Latina y el Caribe.

La funcionaria destacó que la relación entre ambos países tiene importantes cimientos para continuar la edificación de nexos de entendimiento y cooperación, que ayudarán a enfrentar los desafíos comunes que la globalidad pone en sus respectivas trayectorias nacionales.

Ello, precisó, servirá como factor aglutinante para el conjunto de las interacciones de los países que integran la región.

"La relación de México con Brasil es institucionalizada. Se cuenta con una comisión binacional y se buscan convergencias en grupos de trabajo sobre asuntos multilaterales en materia de medio ambiente, cambio climático y cooperación científica y tecnológica", resaltó la subsecretaria.

Aranda abundó en que los vínculos entre ambas naciones se fortalecen y enriquecen frecuentemente, gracias a su común pertenencia a mecanismos de diálogo y concertación.

Por su parte, la coordinadora de Humanidades de la UNAM, Mari Carmen Serra Puche, manifestó la necesidad de identificar los retos y desafíos comunes que enfrentan los dos países en el mundo contemporáneo, así como la forma de enfrentarlos en los espacios multilaterales.

Sobre todo, subrayó, en lo referente a temas como seguridad hemisférica y regional frente a amenazas como narcotráfico, comercio de personas y armas, el crimen organizado, la promoción del desarme y el respeto a los derechos humanos, así como aspectos estratégicos en el contexto regional y mundial.

Puntualizó que las dos naciones pueden y requieren poner en juego sus capacidades en los próximos años para entender y comprender su historia y futuro a fin de tomar las acciones pertinentes y viables, y diseñar caminos para enfrentar mejor el mañana.

Asimismo, consideró indispensable identificar las áreas de mayor impacto e inserción para la formulación de políticas públicas y estrategias que permitan visualizar un mejor porvenir para estos países y pueblos.

Ahora ve
No te pierdas