CETU subirá costo de contratación: CEESP

El impuesto hace más complejo el sistema tributario y atenta contra la equidad, dice la institu descarta que con el nuevo mecanismo se puedan deducir prestaciones no salariales.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La Contribución Empresarial a Tasa Única (CETU) hace más complejo el sistema tributario, atenta contra el principio de equidad y elevará los costos de contratación de empleo formal de las empresas, afirma el CEESP.

En su publicación semanal Análisis Estratégico, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) aborda el tema de la nueva CETU, la cual aplicaría una tasa de 19%, incluida en la propuesta de reforma fiscal del Ejecutivo federal.

Refiere que debido a que el sector empresarial genera más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) y una cuarta parte de la inversión total del país el limitar su capacidad de inversión sería frenar el crecimiento potencial.

En el análisis titulado "La propuesta de reforma tributaria: el caso de la CETU", el organismo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) explica que este es un impuesto con el que se intenta avanzar en los principios básicos de un sistema tributario, más sencillo y avances en materia de simplificación administrativa.

Sin embargo, indica que el hecho de que en un inicio la CETU funcionará a la par del Impuesto Sobre la Renta (ISR), el principio de simplicidad del sistema tributario no se cumple, incluso se hace más complejo, pues las unidades productivas tendrán que realizar dos contabilidades, lo cual implicará un costo adicional.

Asimismo, tendrían que hacer dos cálculos (ISR y CETU) y al final las las empresas tendrán que pagar el resultado más elevado.

Esto significa, añade el CEESP, que en algunos casos se tendrá que pagar un equivalente mayor a la tasa actual de 28%, lo cual se puede considerar como otro atentado a los principios básicos de un sistema tributario, que es la equidad.

Considera que el principal atractivo de esta contribución es la ventaja de deducir el valor presente del gasto en inversión que realicen las empresas, la cual deberá ponderarse al menos mientras conviva la CETU con el ISR.

Además, al gravarse los intereses, hay que tener presente que si bien existen fuentes alternativas de financiamiento, su uso implica un avance significativo en la cultura empresarial, pero para el que muchas compañías, en especial las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), no están preparadas, expone.

Se prevé, añade, que la aplicación de la CETU sea neutral al empleo, porque además de la posibilidad de poder acreditar la retención del ISR por sueldos y salarios, habrá un subsidio al salario y un crédito a empleo para compensar las distorsiones que pudiesen generarse.  

No obstante, descarta que con el nuevo mecanismo se puedan deducir las prestaciones no salariales ni el pago al IMSS e Infonavit, lo que "elevará los costos de contratación de empleo formal de las empresas, en especial en el sector servicios, que es intensivo en mano de obra de baja productividad y bajos salarios".

Advierte que el sector servicios no enfrenta competencia internacional y el aumento en sus costos laborales podría convertirse en un problema si las empresas más afectadas trasladaran el aumento a sus precios finales, lo que afectaría el índice de precios, aunque el impacto sería de una sola vez, es decir, no inflacionario.

De acuerdo con el CEESP, uno de los temas más relevantes es el relacionado con el tratamiento de la inversión, el cual será favorable toda vez que podrá deducirse de la base gravable para calcular la CETU.

El organismo destaca la relevancia de una eventual aprobación a la reforma fiscal, debido a "su incidencia sobre las empresas, que son quienes generan más de la mitad del PIB y una cuarta parte de la inversión total del país".

Sostiene que la facilidad de su aplicación y cumplimiento, la posibilidad de que genere un entorno de mayor certidumbre y contribuya a reducir su vulnerabilidad frente al sector petrolero hará que la economía en su conjunto mejore.

"La reforma propuesta es positiva si se considera como el inicio de un camino hacia una verdadera tasa única de impuestos, tanto para empresas como para personas, ampliando así la base y eliminando todos los privilegios fiscales existentes hasta ahora", concluye.

Ahora ve
No te pierdas