Empresarios piden reducir CETU a 12%

El CCE pidió también permitir deducir los salarios, los impuestos locales y las contribuciones; recomendó al Gobierno reconocer las inversiones y los atributos fiscales existentes.
Buscan empresarios menores tasas de impuestos (Dreamstime).
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El organismo cúpula de la iniciativa privada consideró “absolutamente necesario” corregir los elementos que sirven de base para calcular a la nueva Contribución Empresarial a Tasa Única (CETU) de lo contrario podría verse afectada la inversión y la generación de empleos.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) propuso  reducir la tasa del CETU desde el 16% previsto para el próximo año a 12%, permitir la deducibilidad de los salarios los impuestos locales y las contribuciones sociales como la del IMSS, Infonavit, y Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

 “Si la tasa del CETU fura muy elevada, que nos llevara a tasas equivalentes o mayores a las  que actualmente pagamos las empresas que están cumpliendo, obviamente va a haber un efecto en el producto final”, dijo Armando Paredes, presidente del CCE.

Además, recomienda tanto al ejecutivo como al congreso reconocer las inversiones y los atributos fiscales existentes al 31 de diciembre de este año para evitar distorsiones en el periodo de transición de este nuevo gravamen.

Los empresarios demandan establecer la CETU como un impuesto mínimo y no máximo como lo establece la propuesta de la Secretaría de Hacienda. Además exigen la acreditación de la CETU a los inversionistas extranjeros y evitar los tratamientos de excepción que complican la operación y la administración tributaria.

De aprobar el Congreso el cobro del CETU las empresas pagarían el gravamen que resultara más alto entre el nuevo y el ISR.

El CETU se aplicará a las ventas de las empresas, luego de que deduzcan el costo de las ventas así como los costos de operación excepto la nómina y las inversiones de capital, Hacienda quiere que el gravamen sea de 16% para 2008 y de 19% para 2009.

Los empresarios reconocieron que el CETU no es anticonstitucional y aunque las iniciativas fiscales son correcta en lo general,  sin estas modificaciones al nuevo gravamen no habrá un esquema tributario equitativo.

“La experiencia internacional nos indica que estos ajustes deberán acompañarse con modificaciones a los impuestos al consumo”, dijo Paredes.

Los dirigentes empresariales coincidieron en algunos planteamientos de la propuesta de reforma fiscal del Frente Amplio Progresista (FAP) como la reducción del gasto corriente del gobierno.

Por otra parte, los siete organismos que integran al CCE solicitaron al Gobierno corregir el Impuesto contra la Informalidad (ICI) para que se permita su acreditación universal y se garantice así su neutralidad.

Ahora ve
No te pierdas