Negociaciones de OMC estancadas

Los miembros de la organización se confrontaron al tratar de alcanzar un nuevo acuerdo comercia la iniciativa de Canadá propone que las naciones en desarrollo reduzcan sus aranceles.
GINEBRA (AP) -

Estados Unidos informó que una nueva propuesta de la OMC para liberalizar el comercio mundial en bienes industriales es demasiado indulgente con los países en desarrollo, pero no logra crear suficientes oportunidades de mercado para sus fabricantes.

El encuentro entre los delegados de los 150 países también destacó las diferencias que tienen los países en desarrollo, donde México calificó el borrador del acuerdo como ''magnífico'' mientras que otros lo desdeñaron. 

Las primeras reacciones ensombrecieron el inicio de negociaciones en septiembre encaminadas a romper un estancamiento de seis años en el seno de la OMC que busca alcanzar un nuevo acuerdo comercial en todo el mundo.

''Hay grandes diferencias entre los países en momentos en que avanzamos en este proceso'', señaló el embajador estadounidense Peter Allgeier a los periodistas. 

El representante estadounidense señaló que la propuesta emitida la semana pasada por el mediador de la OMC para el comercio de bienes industriales, Don Stephenson, ''no provee la magnitud (necesaria) de acceso a nuevos mercados, no sólo para nosotros, sino también para las naciones en desarrollo''.

La iniciativa de Stephenson hace un llamado a principales naciones en desarrollo como Brasil, China e India a reducir un gran número de sus aranceles sobre bienes a un nivel de entre el 19% y el 23%. Estados Unidos.

El bloque de 27 naciones de la Unión Europea, Japón y otras naciones ricas, tendrán que colocar sus principales aranceles a un promedio de entre el 8% y el 9%. 

Allgeier indicó que las cláusulas de flexibilidad contempladas en la iniciativa significan que algunas potencias emergentes ''podrían tener la capacidad de mantener aranceles muy altos, con tarifas de hasta el 60%''.

Mientras los aranceles en las naciones en desarrollo en la actualidad duplican a las que tienen las naciones ricas, Allgeier indicó que ''al final del camino, esa tasa será de tres a uno''. 

Las negociaciones de comercio mundial, conocidas como la Ronda de Doha, intentan añadir miles de millones de dólares a la economía mundial y a ayudar a las naciones pobres a desarrollar sus economías a través de nuevos flujos de comercio.

Sin embargo, las negociaciones han encontrado obstáculos desde su creación en la capital de Qatar en el 2001, en gran parte debido a una pugna entre las naciones ricas y pobres en la eliminación de barreras comerciales agrícolas y más recientemente, al comercio de productos manufacturados. 

Por su parte, mientras el embajador mexicano Fernando de Mateo calificó la propuesta de Stephenson como ''un punto magnífico de partido para continuar trabajando'', otras naciones en desarrollo la desecharon por ir muy lejos que lo que se había propuesto inicialmente en otra iniciativa en torno a la agricultura.

''Este texto no es la base para iniciar las negociaciones. No tiene fundamento legal. Es sólo otro documento sobre la mesa'', indicó el embajador venezolano Oscar Carvallo.

En tanto, Brasil, India y otras naciones indicaron en un documento conjunto que la propuesta no tiene el potencial para alcanzar un consenso.

Además, acusaron a Stephenson, el representante de Canadá, de exigirles a las naciones en desarrollo que hagan ''grandes recortes'' a sus aranceles industriales ''para satisfacer los intereses comerciales de las naciones desarrolladas.''

Ahora ve
No te pierdas