China quiere desacelerar su economía

El país asiático restringió el crédito en un esfuerzo para enfriar su economía que creció 11.9% China ordenó a los bancos a reducir el dinero disponible para préstamos.
PEKÍN (AP) -

China restringió el crédito en un nuevo esfuerzo por desacelerar su economía ordenando a los bancos a reducir el dinero disponible para préstamos.

Se anticipaba la medida del lunes desde que la economía creció el 11.9% en el último trimestre, su mayor aumento en 12 años, pese a esfuerzos anteriores por contenerla. China aumentó sus tasas de interés el 20 de julio por tercera vez este año.

Se ordenó a los bancos aumentar la cantidad de dinero en depósito en el banco central del 11.5% al 12% de sus depósitos a partir del 15 de agosto, dijo el banco central en su cibersitio.

Los líderes comunistas chinos desean mantener elevado el crecimiento general para reducir la pobreza. Pero se preocupan de que una corrida de inversiones en bienes raíces y otros sectores de la economía aumente la inflación o suscite una crisis de deuda si los prestatarios incurren en mora.

Los reguladores han tratado de desacelerar determinadas industrias con reducción de inversiones manteniendo a la vez bajas las tasas de interés para evitar un crecimiento descontrolado. Aun después de tres incrementos este año, la tasa de interés principal es de sólo el 6,84% para un préstamo a un año.

Pero los planificadores económicos se preocupan de que el flujo de dinero en efectivo impulsado por las exportaciones esté acelerando peligrosamente las inversiones en acciones, bienes raíces y otros bienes.

El aumento en el suministro de dinero está poniendo presión sobre la capacidad del banco central de contener la presión de aumentos de precios. Retira miles de millones de dólares de la economía cada mes mediante ventas de bonos, acumulando reservas que han superado 1.3 billón (correcto) de dólares.

Aun así los bancos chinos tienen tanto efectivo que las medidas como el aumento de las reservas dispuesto el lunes son consideradas meramente una indicación del gobierno de reducir los préstamos y no una verdadera restricción del crédito.

Ahora ve
No te pierdas