México, ineficiente para evaluar gasto

Las medidas para vigiliar la correcta aplicación de los recursos públicos son deficientes; la propuesta de Calderón para revisar el gasto público es insuficiente, critican los expertos.
La propuesta aún es poco clara y puede no funcionar (Dreamst  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La propuesta de la administración de Felipe Calderón para que a partir del 2008 el presupuesto se otorgue con base en resultados resulta poco clara y en lugar resultar benéfica para algunos sectores, como la educación, podría ser dañina, coincidieron expertos que trabajaron con el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

“En primer lugar se presenta como algo nuevo, como algo inédito (…), sin embargo, esto es algo que la administración del presidente Zedillo y la del presidente Fox intentaron, con muy malos resultados ambos”, afirmó en conferencia de prensa el catedrático del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Fausto Hernández.

Durante su participación en la presentación del Proyecto de Evaluación de la Propuesta de Reforma Fiscal del CEEY, el catedrático destacó que además faltaría ver con base en qué se van a ver los resultados.

“Evaluar una política de abatimiento a la pobreza, muchas veces se hace con base en las encuestas que se publican cada año (…), pero que el INEGI procesa con un par de años de retraso”, explicó Hernández.

Detalló que un presupuesto por resultados, tal como está planteado, tiene actualmente problemas de implementación.

Los cambios que propuso el Ejecutivo al Congreso en materia de gasto público fueron el establecer el presupuesto por resultados, la creación del Consejo Nacional de Evaluación de Políticas Públicas y la homologación de los sistemas contables de los tres órdenes de gobierno.

“La impresión general fue que las iniciativas de gasto se quedan en miscelánea: están compuestas de elementos más o menos adecuados, pero deshilvanados e insuficientes”, detalló el CEEY en su evaluación

El organismo privado agregó que esta propuesta con enfoque a resultados no aclara las consecuencias para las entidades que incumplan con los objetivos que ellas mismas planteen.

Adicionalmente, detalló, busca crear un nuevo organismo, que se percibe como un remiendo institucional para subsanar las deficiencias de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y de la Secretaría de la Función Pública, que se encargan de la evaluación prospectiva.

“¿Qué garantías tengo yo de que vaya a funcionar? Porque es nueva nada más”, acotó Hernández.

El CEEY calificó las propuestas en materia de gasto público de Calderón con un 5.2 en una escala de 0 al 10 y detalló que esta calificación  ubica al proyecto justo por arriba del punto intermedio de la escala.

El CEEY nació en 2005 en memoria de Manuel Espinosa Yglesias, empresario y filántropo, y busca influir en el diseño e implementación de políticas públicas.

Ahora ve
No te pierdas