Políticos tranquilizan a los mercados

El presidente Nicolas Sarkozy dijo que la economía global resistirá la turbulencia financiera; Henry Paulson dijo que EU sentirá las turbulencias pero la economía soportaría sin una recesión
PARÍS/LONDRES (CNN) -

Las Bolsas mundiales volvían a caer el jueves y los políticos se sumaban a los intentos de los bancos centrales para calmar los mercados financieros sacudidos por los temores de que el periodo de años de expansión del crédito termine con un estallido grande.

El presidente francés Nicolas Sarkozy, de vacaciones en Estados Unidos (EU), dijo que la economía mundial, que atraviesa por su mejor periodo de crecimiento en décadas, podría soportar la turbulencia financiera, aunque los gobiernos deberían seguir en guardia.

El aumento de los problemas del mayor prestamista hipotecario de EU, Countrywide Financial Corp, hizo poco para atenuar los temores alimentados por una crisis que comenzó con los incumplimientos en el mercado hipotecario de baja calificación de EU.

Las acciones de Asia, Europa y EU caían, y las bajas eran más agudas en los mercados emergentes de Europa del Este, Sudáfrica y Latinoamérica.

En tanto, la demanda de los bonos públicos de los países ricos crecía a expensas de la deuda y el crédito de mayor riesgo.

Las acciones europeas sufrieron su mayor baja diaria en cuatro años, pues el índice de acciones FTSEurofirst 300 cerró con un descenso de 3.2%, a 1,443.89 unidades.

"El temor a los desconocido, o sea, la calidad del crédito, empieza a causar pánico y ventas indiscriminadas", dijo Marco Annunziata, economista jefe de UniCredit, un banco de inversión europeo grande.

El economista dijo que la Reserva Federal estadounidense, que ha actuado menos que el Banco Central Europeo (BCE), tendría que jugar un papel más activo para restablecer el orden.

"Lo único que reciben los mercados de la Fed es dureza, una combinación peligrosa", sostuvo.

En Bruselas, la Comisión Europea dijo que analizaría la actuación de las agencias calificadoras de crédito en áreas ubicadas en el ojo de la tormenta, como las obligaciones de deuda con colateral, conocidas por su sigla en inglés CDO.

Sarkozy también dijo que ya es hora de que esas agencias se justifiquen.

"Tenemos que preguntarnos sobre el papel preciso que han jugado las agencias de calificación con respecto a esta categoría de riesgo", escribió en una carta a la canciller alemana Ángela Merkel, actual presidenta del Grupo de los Siete países más desarrollados (G7).

El banco suizo UBS dijo que el temor entre los inversionistas era el mayor desde el colapso del fondo de cobertura estadounidense LTCM a fines de 1998, de acuerdo con la medida de la confianza del banco de inversión.

Otra lectura del riesgo, el diferencial de los "swaps" de las tasas a interés a dos años de EU, alcanzó su máximo desde enero del 2001.

Pero en general, los banqueros centrales parecían permanecer al margen después de las operaciones de días recientes destinadas a impedir un derrumbe de los mercados de crédito de corto plazo.

El BCE, que ha inyectado una gran cantidad de recursos para tratar de restablecer la tranquilidad en los mercados de crédito de la zona euro, se mantuvo inactivo por segundo día consecutivo.

En EU, el secretario del Tesoro Henry Paulson dijo que las turbulencias se sentirían en el crecimiento estadounidense, pero que el sistema financiero y la economía estaban lo suficientemente fuertes para soportar sin padecer una recesión.

Ahora ve
No te pierdas