Crisis hipotecaria supera al 9-11

La FED y el BCE han inyectado 406,000 mdd, cifra mayor a la utilizada después del atentado al W con la baja en la tasa de interés de descuento se prevé que la volatilidad se modere.
La Fed está lista para inyectar más recursos (Archivo).  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La crisis de los créditos hipotecarios de alto riesgo en Estados Unidos ha puesto en alerta a la Reserva Federal (FED), al Banco Central Europeo (BCE) y a sus similares de prácticamente todo el mundo que han inyectado más recursos al sistema financiero que después de los atentados a las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001.

En dos semanas de alta volatilidad en las Bolsas del mundo, los dos principales bancos del orbe inyectaron unos 406,700 millones de dólares (mdd), casi tres cuartas partes del tamaño de la economía mexicana de un año.

La FED ha intervenido en el mercado para dar liquidez a los bancos durante siete días consecutivos con más de 120,000 mdd, cifra superior a los 100,000 mdd que colocó en el mercado en los cuatro días posteriores al atentado al World Trade Center de Nueva York.

Por su parte, el BCE ha inyectado a los bancos de su zona unos 286,770 mdd, más del doble de lo que destinó hace seis años para calamar el nerviosismo por la crisis geopolítica.

Los inversionistas han reaccionado en contra de la situación en la que se encuentra el 8% de los créditos hipotecarios de Estados Unidos, los de menor calidad y mayor riesgo.

“De aquí que, hasta la fecha, la probabilidad de recesión en Estados Unidos sea baja”, considera Luis Flores, analista de Ixe Casa de Bolsa en un reporte.

Sin embargo, destaca que la desaceleración se ha profundizado, a principios del año se estimaba que la Unión Americana creciera 2.6%, pero al día de hoy el estimado es de 2%.

Sorpresas

Inesperadamente la FED decretó el viernes pasado una baja de medio punto porcentual en la tasa de interés de descuento, que se utiliza para los préstamos a los bancos, a un 5.75%, lo que otorgó cierto optimismo a los mercados reduciendo las estrepitosas pérdidas de la sesión.

Analistas comentaron que esta medida refleja el temor de que la volatilidad y la crisis de hipotecas debiliten la economía.

“Es previsible que la volatilidad se modere. Sin embargo, el problema hipotecario y su efecto en los mercados internacionales tienen potencial de seguir causando nerviosismo”, dijo Flores.

Ahora se espera que el 18 de septiembre, cuando se reúne el Comité del Mercado Abierto, la FED baje la tasa de interés de fondos federales en al menos un cuarto de punto porcentual a 5.0%, con lo que los usuarios del crédito se beneficiarían y se disminuiría el riesgo de contagio a otros sectores crediticios.

Ahora ve
No te pierdas