Dean se perfila hacia el Caribe mexicano

Miles de turistas huyen de las costas nacionales, temen que el huracán llegue a la categoría 5; el estado de Texas y Belice se preparan para implementar planes de contingencia.

El huracán Dean eludió el lunes a las Islas Caimán y se encaminó a toda prisa hacia la costa turística del Caribe mexicano, donde decenas de miles de turistas huían de lo que podría convertirse en una tormenta de categoría 5, la más peligrosa.

El aeropuerto de la principal ciudad turística de México, Cancún, estaba repleto de turistas que partían, y la zona de hoteles, que generalmente está colmada de gente, permanecía desierta.

Petróleos Mexicanos (Pemex) evacuó a sus trabajadores del Golfo de Campeche, que figuraba en la trayectoria vaticinada del huracán.

Pero en las Islas Caimán se respiraba con cierto alivio. El gobierno anunció que el territorio ''ha eludido la furia del huracán Dean''.

Algunas horas antes, parecía que un desastre se aproximaba a las islas, al acercarse la tormenta de categoría 4 con vientos de 240 kilómetros por hora (150 millas por hora) tras haber golpeado el domingo a Jamaica.

''Cualquiera sea el Dios en el que crean, ahora es el momento de inclinar la cabeza y orarle'', expresó el coordinador de los refugios de evacuación Zemrie Thompson ante 100 personas que se protegían en el colegio secundario John Gray.

El ojo de Dean pasó a unos 160 kilómetros (100 millas) al sur de las Islas Caimán y el gobierno dijo que las ráfagas más potentes que llegaron fueron de 92 kph (57 mph).

El ciclón ha matado a por lo menos ocho personas en el Caribe.

La tormenta de categoría 4 podría alcanzar el nivel más peligroso, la categoría 5, con vientos máximos sostenidos superiores a los 249 kph (155 mph) el lunes, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Miami.

El gobernador de las Islas Caimán Stuart Jack expresó que las autoridades habían evacuado a unos 1,500 turistas del territorio británico el domingo en la tarde y estableció 19 refugios para las personas que no tuvieran un lugar seguro a donde ir.

Jamaica, en tanto, evitó el golpe directo cuando la tormenta pasó hacia el sur de la isla el domingo en la noche. No se registraron muertes, pero el huracán derribó árboles, inundó calles y arrancó los techos de numerosas viviendas, negocios y una cárcel. Ningún preso escapó.

Esta mañana, Dean se encontraba a unos 710 kilómetros (440 millas) al este de la ciudad de Belice y se desplazaba con dirección oeste a unos 33 kph (21 mph), dijo el Centro Nacional de Huracanes de Miami.

El centro de huracanes dijo que el primer huracán de la temporada del Atlántico podría soplar vientos de 260 kph (160 mph) antes de llegar a la Península de Yucatán, México, el martes. Texas podría ser azotado posteriormente.

La costa de Belice también estaba bajo una advertencia de huracán.

En Texas, las autoridades abrieron centros de emergencias, trasladaron a presos a cárceles tierra adentro, y distribuyeron bolsas de arena en las zonas costeras.

Dean aún se encontraba a varios días de distancia de Texas y no se sabía con seguridad si llegaría al estado, pero los funcionarios ya tomaban medidas preventivas. Incluso si el ciclón prosigue con su orientación hacia el oeste, hacia México, partes del estado podrían quedar inundadas.

Ahora ve
No te pierdas