Prestamistas europeas, sin cambios: S&P

La calificación de 50 principales hipotecarias seguirá siendo fuerte, pese a crisis y volatilid la calificadora resaltó la sólida rentabilidad, crecimiento y disciplina económica.
LONDRES (CNN) -

Standard & Poor's dijo el martes que la calificación crediticia de los 50 grandes prestamistas corporativos europeos seguirá siendo fuerte, a pesar de la volatilidad de los mercados financieros y del récord de deuda del sector industrial.

"La actual crisis probablemente no tendrá un gran impacto en (la calificación) de grado de inversión", indicó S&P acerca de las 30 firmas industriales, las 10 de seguros y los 10 bancos considerados. En 2006, las industriales tuvieron una deuda de 774,400 millones de euros (1,045 millón de dólares).

La estabilidad se debe a la sólida rentabilidad, crecimiento económico y disciplina financiera duradera, así como a una visión a largo plazo que la de sus rivales con calificación "basura."

La nota publicada la misma semana en que Alliance Boots fue incapaz de financiar su compra apalancada y que la alemana Siemens AG anunció acuerdos por un total de 16,000 millones de euros.

Hasta el 10 de agosto, las 30 industriales tenían una mediana de calificación de A- y el 63% tenía pronósticos estables u optimistas.

Sin embargo, S&P advirtió que por primera vez desde 2001, las firmas usan más dinero que el que ganan. Así, aumenta el riesgo por el incremento de dividendos, recompras de acciones y acuerdos financiados con deuda.

En este sentido, la actividad de fusiones declinaría desde los recientes récords, pero subrayó que las 30 industriales europeas no habían sido claves en los acuerdos de 2005 ó 2006.

En contraste, siete de las nueve empresas eléctricas del grupo de las industriales tienen estimaciones negativas o una mirada negativa por su consolidación.

En el sector de los seguros, todas tienen pronósticos estables; y se esperan fuertes ganancias de los bancos en 2007, a pesar de la crisis.

Sin embargo ocurrirán movimientos ya que ABN AMRO, Barclays, Royal Bank of Scotland y Santander están involucrados en una batalla de ofertas.

Ahora ve
No te pierdas