Gobierno, optimista por plan fiscal

Funcionarios de Hacienda y legisladores del PAN muestran simpatía por las propuestas del PRI; si hay coincidencias con el principal partido opositor, aumenta la posibilidad de votar una ref
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La aprobación de una reforma fiscal en México se encuentra más cerca porque hay nuevas coincidencias en el Congreso sobre los cambios al proyecto, algo que el Gobierno ve con optimismo, dijeron este miércoles legisladores y funcionarios gubernamentales.

Parlamentarios del derechista Partido Acción Nacional (PAN), del presidente Felipe Calderón, aseguraron que coinciden con los cambios al proyecto de reforma fiscal propuestos por un partido opositor clave para que avancen iniciativas.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) definió el martes su postura final sobre el plan fiscal presentado en junio por Calderón y propuso modificarlo aunque no se logre la meta de recaudación original.

"Casi se podría augurar que la reforma fiscal tiene todos los elementos necesarios de contexto para su discusión y aprobación próxima", dijo a Reuters el presidente de la comisión de Hacienda del Senado, Gustavo Madero, del PAN.

"Hay amplias coincidencias en los planteamientos que hacen ellos (el PRI) como modificaciones con las que nuestro grupo parlamentario había analizado como necesarias", agregó.

Las modificaciones propuestas por el PRI comprenden a un nuevo impuesto llamado Contribución Empresarial Tasa Unica (CETU), el eje central de la reforma y que ha recibido el rechazo de empresarios y otros sectores.

El PRI plantea cambiar el nombre de la CETU a Ley del Impuesto a Tasa Unica, pero respetar la tasa del 16% con la que el Gobierno busca gravar desde el 2008 la diferencia entre ingresos por la venta de bienes que realizan las empresas y lo que gastan en insumos.

Sin embargo, se modificaría la base gravable en beneficio de algunos sectores, lo que el Gobierno ve con buenos ojos.

"Estoy muy optimista en cuanto al proceso", dijo el subsecretario de Hacienda, Alejandro Werner, en entrevista con Reuters.

"Se está dando un proceso serio, un proceso maduro que se está enfocando en los temas específicos de la reforma y no se están politizando estos temas técnicos, lo que demuestra la voluntad de las fuerzas políticas para llegar a un acuerdo", agregó.

Con los cambios que propone el PRI, se lograría elevar la recaudación tributaria no petrolera en un 2.6% del Producto Interno Bruto (PIB), ligeramente menor al 2.8% que busca el proyecto del Gobierno.

Actualmente, la recaudación tributaria representa un 10% del PIB, una de las tasas más baja de América.

"Creo que los elementos se están dando desde el punto de vista político, se están alineando, podríamos decir, las estrellas, de tal forma que la decisión política se está acercando", dijo previamente el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Fernando Sánchez, a periodistas.

Calderón ha urgido a los parlamentarios a que la reforma fiscal sea aprobada antes del 8 de septiembre, cuando a más tardar debe enviar el presupuesto para el 2008, a fin de que incluya los recursos adicionales que se generarían.

El diputado del PRI, Horacio Garza, dijo que hay "bastantes coincidencias" con las otras bancadas del Congreso y que su partido desea que el paquete presupuestal del próximo año incluya los recursos del plan fiscal, como lo desea Calderón.

"En lo particular habrá algunas modificaciones pero a mí me da la buena impresión de que estamos hablando el mismo idioma", dijo en tanto el diputado oficialista David Figueroa, secretario de la comisión de Hacienda de la cámara baja.

Legisladores descartaron que la reforma sea votada en el Congreso en agosto dentro de un periodo extraordinario de sesiones y el escenario está abierto a que sea discutida en septiembre, cuando inicie el periodo ordinario.

Ahora ve
No te pierdas