Producción industrial argentina cae 2.1%

El mal clima afectó el desempeño de las empresas en julio, sobre todo al sector manufacturero; este indicador debió ser entregado el jueves, pero por 'problemas técnicos' se pospuso para hoy
BUENOS AIRES (Dow Jones) -

La producción industrial de Argentina se contrajo a una tasa ajustada por efectos estacionales del 2.1% en julio frente al mes previo, luego que una ola de frío polar obligara a implementar un plan de racionamiento eléctrico que afectó a todo el sector manufacturero, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos, INDEC.

Sin el ajuste por efectos estacionales, la producción industrial disminuyó un 0.2% mensual. Sobre una base interanual, la producción industrial registró una leve alza ajustada por efectos estacionales del 2.7%, muy por debajo de la estimación de consenso de un incremento del 5.5% según los resultados del último sondeo mensual realizado por el banco central.

El informe estaba programado para ser divulgado el jueves por la tarde, pero fue postergado por razones técnicas, indicó el INDEC.

Junto al retraso, el INDEC informó en un comunicado de prensa que acompañó los datos, que la producción industrial había registrado un alza interanual del 5.4% y una contracción mensual del 0.4%.

No obstante, una revisión mostró que la cifra excluía los datos sobre producción de acero, que bajó 22.5% frente al mismo mes del año pasado y 20.5% respecto de junio.

En su informe del viernes, el INDEC no mencionó la escasez de energía registrada, pues sólo señaló que las acereras habían suspendido su producción para concluir las medidas de expansión en plantas y por mantenimiento anual.

La supresión de información volvió a atizar las sospechas de más problemas de personal en el organismo estatal. En él, trabajadores afirman que el gobierno ha minado su independencia para manipular deliberadamente los datos oficiales.

Hasta ahora no se había sospechado de los datos de producción industrial, pero julio fue un mes problemático, con un severo impacto para las industrias debido a la crisis energética, lo que podría haber hecho que los datos se volvieran políticamente sensibles.

Ahora ve
No te pierdas