Camioneros de EU se oponen a apertura

Organizaciones presentaron un recurso legal para evitar el paso de transportistas mexicanos a E los camioneros mexicanos podrían ingresar a territorio estadounidese a partir de este sábado.
México tenía derecho al ingreso de sus camiones a autopistas
WASHINGTON (AP) -

Dos de las federaciones sindicales más poderosas de Estados Unidos reafirmaron su oposición a la entrada de camiones mexicanos, y una de ellas dijo que estaba llevando el caso ante un tribunal en busca de una orden que les impida el cruce de la frontera.

La postura fue anunciada días antes del inicio oficial de ese ingreso, que ha tenido en el presidente George W. Bush a uno de sus principales promotores para dar igualdad de tratamiento a México como socio de Estados Unidos y Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA).

Los Teamsters dijeron que funcionarios de la Administración de Seguridad en el Transporte Motorizado del Departamento de Transportes les han informado que los primeros camiones mexicanos cruzarán la frontera el sábado.

Jim Hoffa, presidente de los Teamsters, consideró que ese ingreso era ''una bofetada a los trabajadores estadounidenses'', ya que coincidía con el fin de semana en que se celebra el Día del Trabajo en Estados Unidos.

Indicó que presentarán ante la IX Corte de Apelaciones de San Francisco una petición de una prohibición de emergencia.

John Sweeney, presidente de AFL-CIO, dijo que apoyaba la resistencia de los Teamsters y que México no ha resuelto aún de manera satisfactoria para los sindicatos los asuntos de seguridad vial y de transporte de productos en los camiones mexicanos.

''Esta es una disputa no resuelta'', declaró. ''Yo no creo que el gobierno mexicano no está haciendo cumplir sus propias leyes en esa situación''.

Comparó la falta de acción del gobierno mexicano con las observaciones hechas por AFL-CIO en el respeto a los derechos humanos y sindicales en otros países para la aprobación de tratados de libre comercio con Estados Unidos.

''México tiene primero que cumplir sus leyes'', dijo.

A la petición judicial de los Teamsters se sumaron las organizaciones activistas Sierra Club y Public Citizen (Ciudadano Público).

El gobierno de Bush dijo la semana pasada que autorizará el paso fronterizo de camiones mexicanos de largo recorrido una vez que el inspector general del Departamento de Transporte certifique la seguridad y los planes de inspección.

Los partidarios del plan sostienen que los camiones mexicanos ahorrarán a los consumidores estadounidenses centenares de millones de dólares al poder circular por las carreteras de este país una vez resueltas todas las preocupaciones.

México tenía derecho, a través del TLCAN, al ingreso de sus camiones a autopistas estadounidenses desde comienzos de la actual década. Pero, la ejecución del programa se ha visto obstruida por la oposición sindical.

Los propietarios independientes de camiones estadounidenses, que reciben la carga de los camiones mexicanos en la frontera y terminan el recorrido, se han opuesto a la medida tanto como los sindicatos por considerar que minará la seguridad en las carreteras y eliminará empleos en Estados Unidos.

Un programa piloto de un año permitirá a 100 empresas camioneras de México pleno acceso a las carreteras de Estados Unidos, una vez que sus camiones sean certificados con los mismos requisitos de seguridad que los de Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas