Bush traza plan para rescate hipotecario

El presidente dijo que la turbulencia en el mercado por la crisis crediticia tardará en superar pero anunció una serie de medidas que ayudarán a los deudores a protegerse ante sus deudas.
El programa de George W. Bush busca defender a los deudores
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, buscó el viernes calmar la turbulencia que sacude a los mercados financieros por la crisis de crédito, al anunciar propuestas que tienen como objetivo evitar que los propietarios de casas incumplan los pagos de hipotecas de riesgo.

El aumento en las cesaciones de pago en el sector hipotecario "subprime", préstamos otorgados a personas con una pobre historia crediticia, ha generado volatilidad en los mercados financieros del mundo e incrementado las preocupaciones de que la economía estadounidense pueda caer en una recesión.

Al tratar de aliviar tales preocupaciones, Bush dijo que la economía de Estados Unidos era suficientemente sólida como para capear la crisis de crédito y que los problemas del mercado subprime representaban sólo una parte "modesta" de la economía.

"Las recientes turbulencias en la industria hipotecaria subprime son modestas, en relación al tamaño de nuestra economía", dijo.

Sin embargo, enfatizó que no era trabajo del gobierno federal acudir en ayuda de la industria del préstamo hipotecario, un comentario que hizo ceder parte de sus ganancias a las acciones.

"El gobierno tiene un papel que desempeñar. Pero este es limitado. Un rescate federal a los prestamistas sólo estimularía la recurrencia del problema", dijo Bush en un comunicado leído en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

"Los mercados están en un período de transición mientras los participantes vuelven a evaluar los riesgos y a ajustarlos en los precios", dijo Bush. "Este proceso se ha estado desarrollando por algún tiempo y pasará algún tiempo hasta que se termine completamente".

Al mismo tiempo, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo el viernes, en un simposio de banqueros centrales en Jackson Hole, que estaba siguiendo de cerca la situación del mercado financiero, pero advirtió que la Fed no saldría en ayuda de inversionistas y prestamistas que realizaron transacciones de riesgo.

"No es responsabilidad de la Reserva Federal -y tampoco sería apropiado- proteger a prestamistas e inversionistas de las consecuencias de sus decisiones financieras", dijo Bernanke.

Bush instó a los prestamistas a trabajar con los propietarios de casas para renegociar sus hipotecas a fin de evitar los incumplimientos de pago.

El presidente pidió al Congreso aprobar una legislación que propuso el año pasado para modernizar la Administración Federal de Vivienda (FHA por sus siglas en inglés), que suministra seguros hipotecarios a prestatarios mediante una red de prestamistas del sector privado.

La FHA lanzará pronto un nuevo programa llamado "FHA Secure" para permitir a los propietarios de casas con buena historia crediticia pero que no pueden pagar sus actuales compromisos hipotecarios, refinanciar con hipotecas aseguradas de FHA, dijo Bush.

"Esto significa que muchas familias que ahora están luchando, tendrán la habilidad de refinanciar sus préstamos, cumplir sus pagos mensuales y conservar sus viviendas", dijo el presidente.

Bush también se comprometió a trabajar con el Congreso controlado por los demócratas para reformar temporalmente una cláusula clave sobre vivienda en el código federal impositivo, para hacer más fácil a propietarios de viviendas refinanciar sus hipotecas.

Analistas financieros dijeron que no era probable que las propuestas de Bush tuvieran un impacto inmediato en los propietarios de casas que estén en peligro de incumplir sus compromisos hipotecarios.

"No creo que esté destacando un plan de rescate. Es más un mensaje", dijo Richard Steinberg, presidente de Steinberg Global Asset Management en Boca Raton, Florida.

Ahora ve
No te pierdas