Trabajarán diputados contra reloj

Los legisladores tendrían 6 días para aprobar la reforma fiscal antes de que llegue el PEF; con la entrega del primer informe de labores de Calderón iniciará el periodo ordinario de sesio
Los desacuerdos políticos preocupan a las empresas (AP).
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El presidente Felipe Calderón entregará el primero de septiembre su primer informe presidencial en el Palacio Legislativo, acto con el cual además dará inicio el periodo ordinario de sesiones y la carrera contra reloj para ver de dónde provendrán y cómo se gastarán los ingresos del Gobierno federal en el 2008.

El Ejecutivo tiene la obligación de entregar a más tardar el 8 de septiembre su iniciativa de Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

La Secretaría de Hacienda envió en junio pasado una propuesta de reforma fiscal, con base en la cual se elaboraría el proyecto de gasto del próximo año, pero el clima político ha impedido que se lleguen a acuerdos entre las diversas fracciones parlamentarias en la Cámara baja.

Adicionalmente tanto el Partido de la Revolución Democrática (PRD) como el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentaron propuestas de reforma fiscal, retomando en algunos casos las iniciativas del Ejecutivo con diversos cambios y en otras con proyectos distintos.

Tanto PRI como PRD esperan que la aprobación de la reforma fiscal vaya precedida o de la mano de la reforma del estado.

“No puede haber reforma del estado sino hay reforma política y la reforma política está orientada primero a tener elecciones con unas nuevas reglas que permitan la confianza de todos los actores (…), el Estado no se puede reformar si mantiene la misma política económica, la misma estructura de recaudación”, advirtió por su parte el diputado perredista Francisco Javier Calzada.

El socio director jurídico de Ernst & Young, Herbert Bettinger, detalló que no hay sanciones previstas en caso de que el Ejecutivo incumpliera con la fecha de entrega del 8 de septiembre.

Algunos diputados habían asegurado que la ansiada reforma fiscal estaría aprobada para el 8 de septiembre, pero el tiempo ya es muy corto. Banamex estimó en un reporte que la reforma podría aprobarse entre el 4 y 6 de este mes, a cambio de un paquete electoral.

“Con todos los dimes y diretes efectivamente sí se están acercando las posiciones y es muy positivo para el país el que el PRI y el PAN se estén poniendo de acuerdo”, indicó en entrevista el director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), Enrique Cárdenas.

Incluso el diputado priista Samuel Aguilar consideró que aún hay tiempo para aprobar la reforma fiscal.

“Estamos en tiempo, en la medida en que hemos mostrado ya nuestra voluntad política de ir en un proceso de reforma fiscal, esa voluntad se tiene que materializar en los tiempos… sí estaríamos en los tiempos para sacar una reforma”, aseguró en entrevista.

Por su parte, la especialista de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, Lila Caballero, estimó que la Ley de Ingresos y la Reforma Hacendaria podrían aprobarse al mismo tiempo, pero lo mejor sería que primero se aprobara la reforma fiscal en “fast track” en la primera semana del periodo ordinario de sesiones y tienen el camino libre para recibir la Ley de Ingresos y discutirla por separado.

“Esto sería muchísimo mejor para no contaminar discusiones (…), la reforma fiscal tiene muchísimas precisiones y particularidades que sí conviene discutir por separado”, advirtió la especialista.

Los ingresos tributarios en México apenas superan el equivalente al 10% del Producto Interno Bruto (PIB), a causa de las diversas excepciones que hay en la base del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y que grava apenas el 45% del consumo, de acuerdo con un análisis de BBVA Bancomer. En tanto que los ingresos petroleros significan cerca del 40% de lo que percibe el Gobierno federal.

Ahora ve
No te pierdas