Las remesas pierden gasolina

En la primera mitad del año los dólares que envían los mexicanos desde EU subieron apenas 0.6%; la mayor vigilancia fronteriza y los problemas para encontrar trabajo son algunas de las causas
Hispanos en EU; los mexicanos envían menos remesas que antes
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

En los primeros seis meses de este año las remesas que llegan al país sumaron 11 mil 497.93 millones de dólares, monto apenas superior en 0.6% al de igual lapso de 2006, lo que representa el dinamismo más bajo para un periodo semejante desde que empezó este registro en 1995.

De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico) en junio se rompió la tendencia ascendente de las remesas, al alcanzar dos mil 026.79 millones de dólares, luego de que en abril totalizaron mil 950.14 millones y en mayo llegaron a dos mil 161.05 millones de dólares.

Así, en el sexto mes del año las remesas que envían los mexicanos residentes en el extranjero a sus familias en México disminuyeron alrededor de 7.0 por ciento respecto a mayo, mes en el que se reciben más divisas por la celebración del Día de las Madres.

Al respecto, el grupo financiero Scotiabank señala que los dos mil 027 millones de dólares de remesas en junio significaron un decremento anual de 3.5 por ciento, la tercera baja desde 1995, cuando se comenzaron a contabilizar estos envíos.

Sin embargo, especialistas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) estiman que a pesar de este menor ritmo de crecimiento México recibirá este año unos 25 mil millones de dólares en remesas.

En el primer trimestre del año las remesas sumaron cinco mil 359.96 millones de dólares y para el periodo abril-junio crecieron ligeramente a seis mil 137.97 millones.

Especialistas han resaltado que las remesas se han convertido en la segunda fuente de divisas para el país, después de las exportaciones de petróleo, aunque el banco central ha advertido su menor ritmo de crecimiento desde el tercer trimestre de 2006.

En su momento el Banco de México ha señalado que este descenso obedece a los crecientes problemas que han enfrentado los trabajadores mexicanos para emigrar hacia Estados Unidos, dada la mayor vigilancia fronteriza en ese país.

Ello aunado a las mayores dificultades que enfrentan los emigrantes nacionales para encontrar trabajo en el vecino país del norte, la desaceleración de la economía estadounidense que ha afectado las oportunidades de empleo y una mejor contabilidad de estos recursos.

Ahora ve
No te pierdas