Azucareros de EU le temen a México

La industria además de sufrir tiempos difíciles se enfrentará a la apertura comercial con Méxic los precios del azúcar no han subido y los costos para sembrar se han elevado, dijo un funciona
Los azucareros de EU aseguran que enfrentan tiempos difícile  (Foto: )
NAPA, Estados Unidos (CNN) -

La industria del azúcar de Estados Unidos (EU) está enfrentando tiempos difíciles y la sombra del libre comercio con México se avecina en el horizonte en 2008, dijeron funcionarios de la industria.

"Económicamente, estamos en mala forma por varios motivos", dijo Jack Roney, director de análisis económico y político del grupo industrial American Sugar Alliance (ASA, por su sigla en inglés), en el comienzo de la reunión anual del grupo.

El director agregó que no ha habido un incremento considerable en los precios del azúcar, mientras que los costos para sembrar caña de azúcar y remolacha azucarera han subido fuertemente durante los últimos años.

Aunque los agricultores estadounidenses han sido rápidos en usar tecnologías que bajan sus costos de producción, "hay límites sobre cuánto más eficientes podemos (ser)", dijo Roney.

La industria del azúcar brinda 146,000 puestos de trabajo en 19 estados, desde granjeros de la remolacha en Dakota y Minnesota hasta los de caña en Louisiana, Florida, Texas y Hawaii.

La industria está muy preocupada por el comienzo del libre comercio en endulzantes con México en 2008 como lo estipula el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte, así como por la perspectiva de que el mercado estadounidense sea inundado con excesivos suministros de azúcar, que podrían arrastrar a la baja a los precios.

Un plan propuesto en la Ley de Agricultura para que el gobierno actúe como operador para eliminar los excesos de suministros de azúcar en el mercado de EU es una "válvula de seguridad", dijo el portavoz del ASA, Phillip Hayes.

EU opera con un sistema de endulzantes, en el que una cantidad limitada de azúcar es importada legalmente bajo un programa de cuotas por tarifas.

La industria está preocupada acerca de que fuera del tratado con México sobre comercio de endulzantes, hay acuerdos pendientes con países como Perú y Colombia y posibles pactos comerciales que pueden ser negociados con otros países, incluyendo a los importantes exportadores de azúcar, Tailandia y Sudáfrica.

También están las negociaciones mantenidas en la ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio que, funcionarios de la industria azucarera estadounidense dicen que podrían llevar a un incremento de las importaciones y a una caída de las tarifas para el endulzante.

"Nuestra mayor amenaza son los productores extranjeros que no son más eficientes que nosotros", dijo Roney y agregó que estos productores poseen la ventaja crítica de gozar de subsidios y de soporte de sus respectivos gobiernos.

Ahora ve
No te pierdas