Diputados dictaminan reforma fiscal

La Comisión de Hacienda ha aprobado dos de los seis dictámenes del proyecto enviado por Calderó los cambios hasta ahora realizados recortan la recaudación adicional buscada por el gobierno.
El paquete presupuestal debe ser aprobado a más tardar el 15
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Los diputados mexicanos votaban este martes a nivel de comisión una reforma fiscal, pero con cambios que recortan la recaudación adicional buscada por el Gobierno, antes de enviarla al pleno, dijeron legisladores.

La Comisión de Hacienda había aprobado dos de los seis dictámenes que componen el proyecto de reforma fiscal, enviado en junio al Congreso por el Gobierno y que busca reducir la dependencia del Estado en los ingresos petroleros y aumentar la recaudación, una de las más bajas de todo el continente.

El primer dictamen establece un impuesto del 2% a depósitos bancarios en efectivo de más de 25,000 pesos, dijeron a Reuters el diputado del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), Raúl Cervantes y una fuente del Gobierno.

El segundo dictamen establece reglas para pagar impuestos.

Una vez que los diputados de la comisión hayan aprobado los seis dictámenes, deben ser llevados al pleno de la Cámara de Diputados para su ratificación. Y más tarde, la iniciativa debe pasar por el mismo proceso en la Cámara de Senadores.

"Es muy probable que sean votados hoy (martes) los dos o tres primeros dictámenes", dijo a Reuters el diputado Juan Guerra, uno de los principales negociadores del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Los legisladores opositores, que son clave para que se avalen las iniciativas del Gobierno en el Congreso, condicionaron la aprobación de la reforma al avance en el Senado de una polémica reforma electoral, con la que buscan remover a consejeros electorales acusados de fraude en las elecciones presidenciales del 2006.

En la reunión de la comisión participaba el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Fernando Sánchez, entre otros funcionarios y asesores de la dependencia.

Pero los cambios a la reforma fiscal que introducía la comisión de diputados no eran vistos con malos ojos por el Gobierno del presidente Felipe Calderón.

Ernesto Cordero, subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda, dijo este martes en entrevista con Reuters que los cambios eran aceptables y que hasta en algunos casos mejoraron la propuesta inicial.

Con las modificaciones que el Congreso ya tiene contempladas, la reforma fiscal generará ingresos adicionales por 115,000 millones de pesos (10,000 millones de dólares), menores a los alrededor de 130,000 millones previstos, dijo Cordero.

Uno de los puntos más ríspidos que votarán los diputados en comisión es el dictamen que cambia el nuevo impuesto Contribución Empresarial a Tasa Única (CETU), propuesto por el Gobierno como columna vertebral de la iniciativa fiscal.

Empresarios y legisladores opositores rechazaron la CETU y por eso los diputados crearían en su lugar el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), que gravaría la diferencia entre ingresos de las empresas y gastos en bienes intermedios con tasas menores de las planeadas: 16% en el 2008, 16.5% en 2009 y 17% a partir del 2010.

Mientras tanto, los senadores permanecían reunidos en busca de aprobar la reforma electoral, que podría recibir su aval el martes por la noche en el pleno de la Cámara Alta, según una fuente legislativa.

Ahora ve
No te pierdas