¿Próxima víctima de las hipotecas? Autos

Los temores de la crisis del crédito hipotecario pueden apagar el apetito por los autos nuevos; Toyota, General Motors y DaimlerChysler prevén que las ventas puedan frenarse o incluso caer.
¿Qué celebran? Los ejecutivos en la Feria Automotriz de Fran
FRANCFORT (CNN) -

Los temores a que la crisis del crédito hipotecario de Estados Unidos pueda apagar el apetito de los consumidores por los automóviles nuevos, y que afecte a los resultados, preocupaba a ejecutivos en la Feria Internacional Automotriz de Francfort de esta semana.

Las empresas con fuertes ventas en Estados Unidos podrían ser las que más sufran, pero todas las automotrices quedarían expuestas si las turbulencias causadas por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos encarecen y dificulta la emisión de deuda.

"Cualquiera que esté expuesto a Estados Unidos va a sentir el efecto sobre la confianza del consumidor tarde o temprano", dijo la tarde del miércoles el presidente ejecutivo de Fiat, Sergio Marchionne, quién agregó que esperaba que las automotrices europeas se libraran de cualquier caída.

El presidente ejecutivo de General Motors, Rick Wagoner, advirtió el martes de que los problemas del mercado inmobiliario estadounidense, agravados por el incumplimiento de los deudores de mayor riesgo, se están sintiendo en las concesionarias de automóviles.

"Esto ha creado un ambiente donde las personas están un poco tensas y cuando se ponen un poco tensas se aferran a sus dólares y mantienen sus autos por un tiempo más", dijo Wagoner.

"Por eso vimos ventas razonablemente más débiles en los últimos meses", agregó.

Klaus Maier, presidente de ventas y marketing de la división Mercedes Car Group de DaimlerChysler, dijo que el grupo sólo sentiría el impacto indirecto de la caída del mercado estadounidense, y que aún está por verse si habrá a fin de año una escalada de las ventas en Estados Unidos.

El presidente de Toyota Motor Corp., Katsuaki Watanabe pronosticó una leve baja en las ventas de la industria automovilística este año, debido a los altos precios del petróleo y dijo que los cimientos de la economía estadounidense seguían sólidos.

Carl-Peter Forster, presidente de GM para Europa, dijo que la crisis del crédito estadounidense no había afectado el refinanciamiento de operaciones en Europa hasta el momento, pero apuntó que sí podría afectar la confianza del consumidor.

"En Alemania, existe una situación donde uno tiene un bajo desempleo y un Producto Interno Bruto alto. Todo se ve favorable, entonces ¿Por qué las personas no compran un auto?. Porque la gente todavía no ha superado el golpe de la crisis del empleo", dijo.

En Alemania, el mayor mercado automotor de Europa, tres cuartos de todas las compras de automóviles nuevos se hacen a través de leasing o financiamiento, según la Asociación Alemana de Bancos controlados por automotrices (AKA).

Sin embargo, la turbulencia del mercado de crédito de este verano no ha enfriado los ánimos de los potenciales clientes, dijo.

Falk Frey, un ejecutivo senior de crédito de la agencia Moody's en Alemania, hizo notar que los préstamos de automóviles representan cerca de un 13% del mercado europeo de valores respaldados en activos (ABS), de unos 139,000 millones de dólares (mdd).

"Lo que observamos actualmente es que en el mercado ABS las operaciones se están haciendo más costosas", agregó.

 

Ahora ve
No te pierdas