Crudo por los cielos y México no ahorra

El precio de la mezcla mexicana de petróleo alcanza niveles récord de 66.17 dólares por barril; pero el país apenas tiene ahorrados 39,035 millones de pesos en la bolsa para contingencias.
Los petroprecios, a la baja este martes. (Archivo)  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En tiempos de bonanza, México desperdicia los altos precios del petróleo y el ahorro para enfrentar tiempos de vacas flacas es mínimo.

El precio de la mezcla mexicana de crudo alcanzó ayer niveles récord de 66.17 dólares por barril, empujado por el comportamiento al alza de los crudos internacionales que llegaron a superar en la jornada los 80 dólares por barril.

Aunque México es el quinto productor mundial de petróleo y ha disfrutado de ingresos extraordinarios en los últimos años gracias a las exportaciones de crudo, parte de los recursos adicionales se dirigen al gasto burocrático y no hay un ahorro real para hacer frente a contingencias cuando los petroprecios estén bajos.

El crudo mexicano se encuentra al día de hoy 23.67 dólares por arriba de los 42.5 dólares presupuestados por el Gobierno federal para este año. Los recursos excedentes en los primeros seis meses superaron los 41,600 millones de pesos (mdp).

El Fondo de Estabilización Petrolera, que es la bolsa donde se guardan recursos extras para ser utilizados en tiempos de vacas flacas, apenas aumentó en 4,390 mdp en el primer semestre del año y el saldo actual es de unos 39,035 millones.

“Los recursos finales terminan siendo muy pocos en comparación con lo que realmente estamos obteniendo por el incremento del precio del crudo, porque muchos de los recursos se van a gasto corriente”, dijo Rocío Moreno analista de Fundar, Centro de análisis e investigación.

Los ingresos excedentes del petróleo se distribuyen de la siguiente forma: 40% para la estabilización de los ingresos petroleros del país; 25% para la inversión en infraestructura en Pemex; 25% para estabilizar los ingresos de las entidades federativas y 10% para aplicarse en infraestructura.

“El Fondo de Estabilización no funciona como tal, no es contracíclico, lo que hace es apoyar a lograr metas de tope fiscal ha reducir el déficit fiscal, no es para enfrentar eventualidades”, dijo por su parte Alejandro Villagómez, secretario académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Tan sólo este año, el gasto gubernamental será superior en 100,000 millones de pesos a lo programado, la mitad de esos recursos provienen de ingresos petroleros, según estimó la Secretaría de Hacienda.

“La Ley autoriza al Ejecutivo a utilizar esos recursos para reducir el déficit de su balance, se van a incrementos salariales al magisterio, a la burocracia, es como una caja chica”, dijo Moreno, del centro Fundar.

En 2006 se utilizaron del fondo más de 5,690 mdp, mientras que en el primer semestre de este año se erogaron 1,061 mdp, además de los recursos repartidos a los estados del país que tan sólo en el año pasado superaron los 19,400 mdp.

Estos recursos extras son utilizados por los estados para la construcción de obras, como carreteras y hospitales, aunque las entidades también emplean el dinero en otros proyectos, como estadios y piscinas.

En los últimos años de bonanza petrolera, el estado de Chihuahua construyó un estadio de béisbol con los recursos extras provenientes de la exportación de crudo, Nuevo León gastó dinero en levantar una gigantesca asta bandera, el gobierno de Zacatecas construyó una piscina semiolímpica y el gobierno de Yucatán financió la restauración de templos católicos.

Ahora ve
No te pierdas