República Dominicana pide ayuda a EU

El presidente Leonel Fernández dijo que en su país habrá desempleo en textileras y cigarreras; la implementación de los nuevos impuestos significaría el despido de unos 20,000 trabajadores.
WASHINGTON (AP) -

La República Dominicana está pasando por un periodo de formidable crecimiento económico, pero pronto se verá en dificultades con desempleo masivo en las industrias textil y de cigarros si Estados Unidos no ayuda, dijo el lunes el presidente Leonel Fernández.

Fernández, en campaña para su reelección en el 2008 por otros cuatro años, dijo que su país ha crecido a un 10% anual en 2005 y 2006 y espera cerrar diciembre con un 8% o quizás mayor, un periodo de bonanza que el país ''no ha tenido en su historia''.

Dijo que esa tendencia, que es coincidente con los análisis del Fondo Monetario Internacional, puede verse pronto afectada con lo que ocurre en los textiles y cigarros que ''pueden deprimir el comercio y ocasionar grandes pérdidas de empleos''.

''Estamos preocupados'', dijo Fernández ante miembros de cámaras de comercio estadounidenses en Latinoamérica reunidos en su asamblea anual en Washington, donde el gobernante iniciaba también sus actividades.

Indicó que debido a la eliminación del acuerdo sobre multifibras en 2005, la eliminación de cuotas textileras en el mundo y la incorporación de China y otros abastecedores asiáticos, la República Dominicana y otros países caribeños han visto reducirse su participación en el mercado estadounidense.

Fernández dijo que el modelo reemplazado había sido exitoso en la región durante más de dos décadas, pero empezó a verse ante grandes presiones y tambalearse con el ingreso de nuevos protagonistas y cambios en la estructura global del comercio.

Como consecuencia, ''muchas plantas han cerrado y se han perdido empleos en nuestra región'', dijo Fernández.

La República Dominicana ha realizado grandes inversiones en la industria para modernización de sus plantas y espera que ''se abran nuevas oportunidades'' a través del tratado de libre comercio con Centroamérica (CAFTA-RD) para permitir a la industria florecer otra vez, agregó.

Señaló que su país estaba específicamente buscando la pronta implementación de ''políticas competitivas de cooperación'' en el contexto del CAFTA-RD, como el llamado ''mecanismo 2x1'' que permite el uso de 2 yardas de telas estadounidenses por 1 yarda de producto obtenido en fuentes fuera del ámbito del tratado.

Indicó que el mecanismo era uno de varios que debieron iniciarse como programa piloto con la República Dominicana, pero aún no se han dado los pasos finales en esa dirección.

''Pido al gobierno y Congreso de Estados Unidos iniciar la pronta implementación de esos mecanismos'', dijo Fernández. ''Así se salvarían miles de empleos en mi país y en otras naciones en la región, a la vez que se promoverían oportunidades de crecimiento y prosperidad en las industrias''.

En cuanto a la producción de cigarros, dijo que la industria dominicana se vería afectada por cambios tributarios en Estados Unidos actualmente en debate en el Congreso.

Pidió a los legisladores estadounidenses ''tener en cuenta las repercusiones sociales y económicas'' de esos impuestos en productores no sólo de la República Dominicana, que es el mayor productor y exportador de puros en el mundo, sino también de Honduras y Nicaragua.

Fernández dijo que la implementación de los nuevos impuestos significaría para la República Dominicana el despido de unos 20,000 trabajadores.

En el gobierno de Fernández, el producto interno bruto dominicano se ha duplicado, de 1,907 millones de dólares en 2003 a un proyectado 3,764 millones en l 2007. El desempleo ha caído del 19.3% a 15.9% en el mismo periodo.

Ahora ve
No te pierdas