Petróleo cierra en los 82 dólares

El precio del crudo subió fuertemente por la debilidad del dólar y miedos por una escasez; el crudo EU cerró a 82.88 dólares el barril, el Brent de Londres subió a 80.03 dólares.
NUEVA YORK (CNN) -

El petróleo subió fuertemente el jueves hasta los 83 dólares debido a que la debilidad del dólar y preocupaciones acerca del suministro antes de la temporada de calefacción del invierno boreal, alentaron la compra de inversionistas financieros.

El crudo estadounidense cerró con un alza de 2.58 dólares, o un 3.24%, a 82.88 dólares el barril luego de haber tocado los 83 dólares, un nivel cercano al récord de la semana pasada de 83,90 dólares.

El Brent de Londres subió 2.60 dólares, a 80.03 dólares.

"Están llegando fondos a los mercados globales de materias primas con la continuación del debilitamiento del dólar", dijo Andy Lebow, analista de MF Global. "Este es un movimiento macroeconómico y los especuladores piensan que esto continuará", agregó.

El dólar cayó brevemente a un mínimo histórico el jueves por las preocupaciones sobre el impacto de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos. El dólar débil, que puede fortalecer el valor nominal de las materias primas denominadas en esa moneda, también impulsó a los precios de los metales.

Expertos en petróleo están preocupados porque la robusta demanda en Estados Unidos y otras naciones consumidoras podría estrechar los inventarios mundiales cuando llegue el clima frío al hemisferio norte.

Los suministros estadounidenses de destilados, que incluyen combustible para calefacción, se ubican un 7% por debajo de los niveles de un año atrás, lo que ayudó el jueves a alimentar un avance de más del 3% en los futuros de combustible para calefacción de Nueva York.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo acordó previamente este mes aumentar la producción en 500,000 barriles por día para apaciguar los temores de una escasez en el invierno, pero muchos operadores dijeron que el incremento era demasiado pequeño.

El nerviosismo reinante por posibles interrupciones del suministro durante el resto de la temporada de huracanes también apuntaló las ganancias, dijeron operadores, luego de que una depresión tropical la semana pasada redujo brevemente más del 60% de la producción de petróleo estadounidense en el Golfo de México, el golpe más duro para el bombeo de la región desde los huracanes del 2005.

La compañía petrolera estatal mexicana, Pemex, afirmó el jueves que no esperaba que una depresión tropical en la Bahía de Campeche impacte en la producción de petróleo costa afuera o dañe plataformas.

Analistas precisaron que la estructura de backwardation (margen de cobertura) de la curva del petróleo, cuando los precios de próxima entrega son más altos que los contratos de largo plazo, estaban atrayendo más al petróleo a los inversionistas financieros.

"Para los jugadores financieros, es algo que no hay que pensar mucho. Compras el mes al contado y luego renuevas y recaudas cada mes. Puedes imprimir dinero", dijo Michael Wittner, analista de Societe Generale.

En tanto, el jueves en Nigeria hombres armados disfrazados de soldados mataron a un trabajador de petróleo extranjero y secuestraron a otro, subrayando los riesgos para el suministro del octavo exportador mundial de petróleo.

Ahora ve
No te pierdas