Textileros defienden mercado interno

Los industriales del vestido pidieron al gobierno condiciones competitivas a nivel internaciona exigieron mantener cuotas compensatorias a China y dar preferencia a empresas mexicanas.

Los industriales del vestido exigieron al gobierno federal mantener las cuotas compensatorias para las importaciones chinas, porque de lo contrario habría pérdida de empleos.   

"No tenemos miedo a competir en el mercado nacional e internacional, los industriales del vestido estamos comprometidos a desarrollar prendas de vestir que tengan diseño y calidad con un mayor valor agregado", argumentó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CNIV), Simón Feldman.   

En la inauguración del 31 Congreso Nacional de la CNIV ante el secretario de Economía, Eduardo Sojo, el dirigente empresarial dijo que hay competidores desleales como China "donde hay una ampliación generalizada de subsidios".   

Además de la defensa de las cuotas compensatorias, se necesita reactivar el crédito a tasas y condiciones competitivas a nivel internacional, fortalecer al mercado interno y dar preferencia a empresas mexicanas en las compras de gobierno, argumentó.  

Feldman llamó al gobierno federal a combatir la economía ilegal, la piratería y el contrabando, debido a que se expone a la población a problemas de salud y descomposición familiar, impide la creación de más y mejores empleos y atenta contra el erario público y la economía en general.   

La industria del vestido genera más de 380,000 empleos directos y más de un millón indirectos, de los cuales 65% son mujeres, la mayoría madres solteras.   

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Ismael Plascencia Núñez, lamentó a su vez que el combate a la informalidad se limite a decomisos, por lo que faltan más tareas de inteligencia y mejor coordinación entre los gobiernos federal y estatales.   

Para el dirigente de los industriales, lo deseable es que en la reforma fiscal se hubiera incluido gravar al consumo "sin importar el costo político".   

Los costos a la competitividad de las empresas serán mayores que los que debieron asumir los legisladores, argumentó Plascencia Núñez.   

El líder de la Concamin demandó un entorno fiscal competitivo, en el que se exija a empresas y personas contribuir dentro de sus capacidades y sin excepción, pero "siempre pagamos los mismos".

 

Ahora ve
No te pierdas