Precio del crudo ¿seguirá alto en 2008?

Los fondos de inversión seguirían apostando en el mercado debido a los altos precios del energé la volatilidad ha hecho que inversionistas busquen colocar sus recursos en las materias primas.
El primer día de negociación de 2008, los precios treparon c
SINGAPUR (CNN) -

La escalada del petróleo en el inicio de 2008 no es necesariamente un indicio de los movimientos de precios de lo que vendrá, si la evidencia de los últimos dos años puede considerarse un indicador.

Una gran diferencia en 2008, comparado con los dos meses anteriores de enero, es que el petróleo se ha revertido a su clásica estructura del mercado, en la que los contratos de entrega próxima son más caros que los de entrega posterior.

Esto podría alentar a los fondos de inversión a permanecer en el mercado del petróleo.

El miércoles, el primer día de negociación del 2008, los precios treparon casi un 4% y tocaron un récord de 100 dólares el barril, impulsados no sólo por los estrechos suministros estadounidenses de petróleo y el nerviosismo geopolítico, sino también por la entrada de más fondos en el mercado de materias primas.

"Con el nuevo año calendario es tiempo de refrescar los libros y reasignar", dijo Steve Rowles, un analista de CFC Seymour de Hong Kong.

"Y con el incremento de la aversión al riesgo, las materias primas parecen ser consideradas ahora como un refugio seguro", agregó.

Los fondos de pensión y otros inversores de largo plazo han inyectado más de 100,000 millones de dólares en las materias primas en los últimos cinco años, usando índices pasivos largos como el S&P GSCI <.SPGSCITR>, que requieren que los inversores compren y mantengan posiciones.

Sin embargo, aún con el petróleo a 100 dólares, el apetito de los inversores parece haber disminuido poco.

"Aún tenemos nuestra cuota máxima en el petróleo y no vemos absolutamente ninguna razón para alivianar nuestra posición, debido a que los riesgos son aún alcistas", dijo Justin Wilks, que ayuda a administrar a Global Commodities, un fondo basado en índices australianos de alrededor de 250 millones de dólares.

Los eventos de este año tocaron una fibra sensible estacional familiar de los operadores, que recordaron la carrera alcista desde menos de 60 dólares a cerca de 70 dólares el barril de las primeras semanas de 2006, cuando la falta de noticias centró la atención en el impacto de las asignaciones de los fondos.

Y pocos olvidarán la decepción de principios de 2007, cuando los precios cayeron más de 10 dólares, a menos de 50 el barril, debido a que los especuladores que ansiaban una repetición del frenesí de los fondos se retiraron.

En ambos casos, el ímpetu demostró ser de corta vida y para mediados de febrero los precios se habían revertido a los niveles previos al comienzo del año.

Ambos proporcionaron señales falsas para el año en curso, ya que luego del inicio muy animado de 2006, los precios del petróleo registraron una ganancia de sólo 1 centavo de dólar, mientras que después del opaco debut de 2007, los precios finalizaron el año con un alza de 35 dólares.

La erosión de las ganancias en 2006 coincidió con la persistencia de una estructura atípica del mercado de petróleo, en la que los precios de entrega próxima presentan un descuento sobre los precios del petróleo a futuro.

Eso anula las ganancias que los fondos pueden obtener renovando posiciones desde los contratos de entrega próxima a los de entrega posterior.

Pero, en julio pasado, el mercado de petróleo volvió a su estructura más característica, con un margen de cobertura, en que los precios para la entrega próxima son los más caros.

Aún con el retorno del margen de cobertura, las ganancias podrían tener corta vida.

Algunos analistas dijeron que un veloz ascenso por encima de los 100 dólares podría dar lugar rápidamente a retroceso por tomas de ganancias.

Ahora ve
No te pierdas