Baja la electricidad, pero sube petróleo

Los descuentos en la luz para los negocios se verán eclipsados por los altos precios del crudo; pese al descuento en las tarifas eléctricas, los costos para las empresas serán los mismos.
Los descuentos son insuficientes para la industria (Dreamsti
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los descuentos que aplicarán las paraestatales en la venta de energía eléctrica en todo el país no beneficiarán a las empresas del sector textil, toda vez que los altos precios del petróleo y el gas anulan el beneficio, aseguró el miércoles el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), Rafael Zaga.

“Todo este trabajo tan importante (los descuentos) (…) tristemente, a la hora de hacer los costos en las empresas se va a disolver con el aumento en las tarifas. Es importante decirlo, no es porque subieron para luego bajarlos, es por los precios del gas y los precios del petróleo, que tienen récord históricos”, dijo el líder textilero.

El crudo estadounidense cerró ayer a 95.65 dólares el barril, tras haber tocado la semana pasada un récord de 100 dólares por unidad. En México el precio promedio de la mezcla mexicana alcanzó los 83.54 dólares por barril al cierre del año pasado.

La Secretaría de Hacienda informó esta semana que habría descuentos de 30% en las tarifas eléctricas para los horarios de mayor demanda; de 5% para las tarifas comerciales, y de 5% para la tarifa ordinaria de media tensión.

En el decreto se indicó que se igualan las tarifas de alta tensión del Sistema Interconectado Nacional, eliminando las diferencias regionales, homologándolas hacia la zona hasta hoy más barata.

“Esto también es un paso muy importante que beneficia a varias de las empresas textiles, que se encuentran en la zona centro y sur, la gran mayoría de las empresas textiles están dentro de estas áreas”, detalló Zaga.

Además de los descuentos mencionados, el decreto establece un programa temporal de reducción de cargos de hasta 50% en la demanda incremental en horario de mayor demanda (horario de punta) que se registre durante 2008 y 2009, igual al que se realizó en 2005 y en 2006.

El horario punta, que generalmente es entre las 18:00 y 22:00 horas, nació buscando penalizar el consumo de electricidad en las horas de mayor demanda, motivado por un mayor consumo residencial durante la tarde y noche.

El consumo promedio de luz entre las industrias del país ha venido a la baja en este horario, al pasar de 48.5 megawatts/hora en 2005 a 42.1 en 2007, de acuerdo con datos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Ahora ve
No te pierdas