Se acelera la inflación 2007 de Brasil

Los precios al consumidor en el país subieron a 4.46%, impulsados por los alimentos; la inflación quedó levemente por debajo de la meta del Gobierno, de un 4.5%.
R͍O DE JANEIRO (CNN) -

La inflación de Brasil se aceleró a un 4.46% en el 2007, invirtiendo la tendencia de caída ocurrida en los cinco años previos, impulsada mayormente por alzas en los precios de los alimentos, mostraron el viernes datos oficiales.

En el 2006, la inflación medida por el Índice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) había sido de un 3.14%, siguiendo una desaceleración en la medición anual iniciada en el 2002, cuando fue de un 12.53%.

En diciembre, el IPCA, que usa el Banco Central para fijar su política monetaria, tuvo una variación de un 0.74%, dijo el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Esa fue la inflación mensual "más alta del 2007 y casi el doble de la tasa de noviembre", de un 0.38%, agregó en un comunicado.

La mediana de las previsiones de economistas consultados había señalado una inflación de un 0.75% en noviembre y de un 4.5% en todo el 2007.

Pese a su aceleración, la inflación del 2007 quedó levemente por debajo del centro de la meta del Gobierno, de un 4.5%, con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales.

Pero el Banco Central ya suspendió desde octubre los cortes de la tasa de interés referencial, Selic, que comenzó en septiembre del 2003, cuando aflojó la dura política monetaria adoptada tras el pico inflacionario del año previo.

La tasa fue reducida desde un 19.75% a su actual 11.25%.

Con las nuevas presiones inflacionarias, el mercado financiero prevé que la tasa cierre en un 10.75% para fin del 2008, según un sondeo semanal del banco, que a su vez prevé una inflación del 4.39% para este año.

"En el 2008, vamos a ver una diferencia de composición, con los (precios) administrados más presionados y la alimentación todavía alta, pero menos de lo que ocurrió en el 2007", estimó Silvio Campos Neto, economista jefe del Banco Schahin.

El economista previó para este año una tasa inflacionaria "ligeramente" más baja, en un 4.3%.

La mayor contribución a la inflación del año pasado provino del grupo alimentación y bebidas, que con un alza de un 10.79% "fue responsable por cerca de la mitad del índice general", dijo el IBGE.

Las principales contribuciones al alza provinieron de las carnes, y leche y derivados, con alzas en el año de un 22.15 y un 19.79%, agregó.

El instituto dijo que las alzas fueron atribuidas a condiciones climáticas desfavorables y precios elevados de productos cotizados en el mercado internacional, así como aumentos de la demanda interna, entre otras razones.

En cambio en el 2007 los precios de productos no alimenticios registraron un alza del 2.83%, "el menor aumento desde 1998 (1.56%)", indicó el IBGE.

Esa desaceleración tuvo la contribución con reducciones en los costos de algunos rubros de consumo de las familias, como de la energía eléctrica, con una caída del 6.16%.

Ahora ve
No te pierdas