Caída en Bolsas afecta al petróleo

El crudo se ubica en un mínimo de 6 semanas presionado también por una posible recesión en EU; el crudo estadounidense bajó hasta 86.11 dólares el barril, el Brent de Londres a 86.11 dólares

El petróleo cayó el martes a un mínimo de seis semanas, presionado por el desplome de los mercados accionarios de todo el mundo y los temores a que la desaceleración económica en Estados Unidos tenga un impacto mucho mayor al estimado previamente.

Los fondos especulativos comenzaron a vender sus posiciones en los mercados petroleros y de otras materias primas mientras reajustan sus carteras, dijeron analistas.

El crudo estadounidense retrocedió hasta 86.11 dólares el barril, su nivel más bajo desde el 6 de diciembre, y a las 1141 GMT operaba a 87.42 dólares.

Ese precio estaba 3.15 dólares por debajo del cierre del viernes. La Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX) no fijó un precio de cierre en la víspera, porque no hubo sesión a viva voz por un feriado público.

En Londres, el crudo Brent bajaba 1.40 dólares, a 86.11 dólares el barril.

"Hay mucho temor allá afuera. Eso podría generar que algunos participantes vendan hasta que la situación se torne más clara", dijo Mike Wittner de Societe Generale.

La liquidación hizo que el petróleo cayera por debajo del rango de entre 90 y 100 dólares el barril en el que había operado desde fines de octubre.

Las acciones europeas se recuperaban levemente luego de que los mercados bursátiles de todo el mundo sufrieron el lunes su mayor caída desde el 11 de septiembre del 2001.

Pero los operadores aguardaban por la apertura de los mercados estadounidenses, que permanecieron cerrados el lunes.

¿Ventas especulativas?

Goldman Sachs dijo que si todas las posiciones especulativas en los mercados petroleros fueran liquidadas, los precios podrían retroceder hacia el piso del rango de los 80 dólares, pero que los fundamentos de oferta y demanda probablemente impidan que los fondos vendan completamente.

Los datos sobre los inventarios del mayor consumidor mundial, Estados Unidos, mostraron la semana pasada el primer incremento de las existencias de petróleo en nueve semanas, pero Goldman Sachs precisó que los suministros de los productos refinados en las naciones industrializadas aún se ubican en un nivel bajo.

Las preocupaciones por la inestabilidad política en países productores de crudo, como Nigeria, también darían soporte a los precios de la energía.

El crudo ha cedido cerca de un 13% desde que marcó un récord de 100.09 dólares el barril el 3 de enero, lo que ha restado parte de la presión latente sobre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para que eleve su bombeo en la reunión que sostendrá el 1 de febrero.

Ahora ve
No te pierdas